Rotacismo

Pronunciar la R

El rotacismo es un problema de dislalia selectiva, es decir, la incapacidad de pronunciar correctamente algunos fonemas, en este caso al fonema /r/. El rotacismo es muy habitual en los niños menores de cinco años, problema que con el tiempo se puede solucionar gracias a la adquisición de una audición más precisa, que les enseña a aplicar las pronunciaciones en su lenguaje. A partir de los 5 años se considera que un niño debería pronunciar bien todas las letras.

En caso contrario, podría estar presente una dislalia selectiva. El rotacismo o la incorrecta pronunciación del fonema /ɾ/ o /r/ es una de los más comunes, ofrecen un mayor grado de dificultad, junto a la /d/ y a la /z/, por lo que si se detecta este problema u otros como la dislexia, es conveniente hacer una visita al especialista.

Es muy importante que los niños pronuncien adecuadamente todas las letras del abecedario cuando alcanzan los 5 años de edad, este es el momento en el que en teoría empiezan a aprender a leer, y para reconocer esta letra en la lectura necesitan conocer su pronunciación, de lo contrario la lectura será algo incomprensible dando lugar a varios errores.

El rotacismo se debe a la mala colocación de la lengua que, junto al aire que se sopla impide originar el sonido adecuado. También podría deberse a un problema generado por el frenillo lingual o labial, o algún otro defecto físico, en este caso el tratamiento puede ser más complicado, por eso, ante la evidencia de una mala pronunciación, es necesario visitar al especialista para que haga un diagnóstico.

La solución al rotacismo causado por el primer problema mencionado es sencilla, basta con una visita al logopeda, que realizará con el niño unos ejercicios. El tiempo necesario para superar este trastorno del lenguaje es desconocido, todo depende del niño, del logopeda, del entorno, etc. Conocemos casos que no han necesitado más de una semana, y otros que se han extendido varios meses.

Los ejercicios se realizarán junto al especialista y después se deberán continuar en casa, delante de un espejo generalmente, haciendo repeticiones del movimiento que debe hacer la lengua para una adecuada pronunciación, chasqueándola con el paladar superior y arrastrándola hacia el exterior, hacia los dientes.

No hay que obviar este problema en el desarrollo del lenguaje infantil, además de poder instaurarse definitivamente, puede traer consecuencias negativas para el niño que se mantengan en estado adulto, como baja autoestima, tartamudez, dificultar la comunicación oral evitando las palabras que contengan los fonemas problemáticos, etc.

Foto: Artyom Yefimov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...