Repetir curso

repetir curso

Las tasas del fracaso escolar aumentan cada año cuando cientos de niños tienen que repetir curso y las asociaciones de padres reclaman más atención y apoyo hacia sus hijos e hijas y la implantación de programas de refuerzo para intentar que todos los alumnos cubran con creces los objetivos necesarios para aprobar en Junio.

Según el Ministerio de Educación el pasado curso 2007-2008 había en España 433.000 alumnos de quince años matriculados de los cuales sólo el 57,7% de ellos estaban en el curso que les correspondía por edad frente a un 42,36% de ellos que habían repetido como mínimo una vez. En las estadísticas además se distinguen grandes diferencias dependiendo la comunidad autónoma a la que se pertenezca siendo el rendimiento escolar más bajo en las zonas meridionales y en las islas, Ceuta, Melilla, Canarias, Extremadura, Andalucía y Murcia.

Según la portavoz del sindicato de profesores  Anpe Carmen Guaita esto se debe a un efecto del sistema educativo, reclama que se flexibilice la educación secundaria para afrontar la desmotivación que según ella muchos alumnos sufren al ser obligados a seguir un itinerario muy rígido “El problema es que estén todos haciendo lo mismo”.

A pesar de las muchas reformas que han ido sucediéndose en los últimos años para intentar mejorar el rendimiento escolar y evitar repetir curso son muchos los alumnos que fracasan en sus estudios y que abandonan la enseñanza en busca de trabajo a edades tempranas. A eso hay que sumar la escasez de docentes y los problemas que hay en las escuelas como el bullying entre los alumnos o la falta de respeto a los profesores por lo que se está creando una ley que otorgue a los profesores autoridad pública para que puedan considerarse delito las agresiones que puedan sufrir.

Repetir curso puede provocar una sensación de fracaso, desilusión por los estudios y temor ante el nuevo curso en el que los compañeros no son los mismos e incluso vergüenza ya que todos son más jóvenes por lo que la autoestima se tambalea si el niño no es capaz de adaptarse pronto al cambio, además de que al tener que volver a estudiar lo mismo provoca monotonía y aburrimiento consiguiendo desmotivación por los estudios. En algunos casos en cambio repetir curso es beneficioso ya que algunos niños necesitan más tiempo para madurar y al encontrarse con compañeros menores realmente se corresponden más con su edad mental.

Foto| Conspirator

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...