Regresiones en el desarrollo infantil

La regresión en el desarrollo infantil es un mecanismo de defensa o respuesta ante la ansiedad, el estrés, un temor, etc. Se trata de la pérdida de una capacidad adquirida, como por ejemplo el control de los esfínterés, a una etapa anterior donde todavía no se controlaban. Un niño que demanda más atención de sus padres por el nacimiento de un nuevo hermanito, puede sufrir uno de estos episodios de regresión.

Trastornos de la conducta infantil

Conociendo el significado de lo que es una regresión, casi se puede deducir qué son las regresiones en el desarrollo infantil. Regresión en psicoanálisis es un término que alude a un mecanismo de defensa psíquico en el que la persona vuelve a un nivel anterior de su desarrollo. Las denominadas regresiones del desarrollo de los niños se caracterizan por conductas que no son propias o acordes a la edad que tienen, siendo habituales generalmente en niños más pequeños.

Se pueden citar ejemplos como la capacidad de controlar los esfínteres que tiene un niño, y de repente deja de controlarlos como si hubiera dado un paso atrás. Este tipo de conductas suelen estar causadas por problemas de ansiedad, estrés o temores, como ya hemos comentado al principio, es un mecanismo de defensa adoptado a raíz de los problemas indicados.

Esperar a un hermanito puede provocar este tipo de regresiones, cuya finalidad es llamar la atención de los padres. Los expertos comentan que esto no sólo les ocurre a los niños pequeños, también le puede pasar a los adolescentes, sufren pequeñas regresiones de carácter pasajero causadas por el estrés. Los síntomas que tienen los niños que sufren este problema son fácilmente identificables, básicamente es la pérdida temporal de una capacidad que había sido ya adquirida, comer solo utilizando la cuchara, el control de esfínteres, ponerse solos los zapatos, etc.

Dado que se trata de síntomas fáciles de identificar, el diagnóstico también es sencillo y basta con una pequeña exploración y la información que proporcionen los padres. Los pediatras suelen asegurarse de que no existe algún problema de desarrollo o causa neurológica que pueda estar provocando la situación. El tratamiento dependerá del tipo de problema, en muchos casos esta regresión desaparece por sí sola y con el paso del tiempo, si se ha tenido en hermanito, los celos que un niño pueda tener acaban por remitir.

Los padres juegan un papel importante, deben proporcionar al niño la atención que demanda a través de su regresión, pero siempre de modo que no note que logra recibir más atención a causa de su nueva conducta, ya que se corre el riesgo de que la repita cada vez que no reciba la atención demandada. Los padres deben apoyar a los niños y darles la atención necesaria, pero también hay que ofrecerles más autonomía para que aprendan por si solos a resolver los problemas a los que se enfrentan en el día a día.

Los pronósticos ante las regresiones suelen ser buenos según argumentan los pediatras, como ya hemos comentado, se resuelven de forma espontánea, en otros casos (los menos) será necesario que el psiquiatra infantil realice un seguimiento a fin de determinar si existe cualquier otra causa que provoque la regresión.

Para que quede más claro que son las regresiones en el desarrollo infantil, merece la pena saber cómo las definen los expertos:

“Dentro de un proceso psíquico que comporta una trayectoria o un desarrollo, se designa por regresión un retorno en sentido inverso, a partir de un punto ya alcanzado, hasta otro situado anteriormente.

Considerada en sentido tópico, la regresión se efectúa, según Freud, a lo largo de una sucesión de sistemas psíquicos que la excitación recorre normalmente según una dirección determinada.

En sentido temporal, la regresión supone una sucesión genética y designa el retorno del sujeto a etapas superadas de su desarrollo (fases libidinales, relaciones de objeto, identificaciones, etc.).

En sentido formal, la regresión designa el paso a modos de expresión y de comportamiento de un nivel inferior, desde el punto de vista de la complejidad, de la estructuración y de la diferenciación.”

Foto | Jay

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...