Quemaduras solares infantiles

Prevenir las quemaduras del sol

De las quemaduras solares en la infancia hemos hablado en algunas ocasiones, como sabemos, la piel de los niños es mucho más sensible a los rayos ultravioletas que la de los adultos, por lo que son más susceptibles de sufrir los efectos de los rayos del sol. Tras tomar el sol, en poco tiempo aparece el característico enrojecimiento de la piel, picores, dolores, etc. Son quemaduras de primer grado que desaparecen también en poco tiempo y podríamos creer que no tiene mayor importancia, pero es todo lo contrario.

No prevenir las quemaduras solares en los niños incrementa el riesgo de tener cáncer de piel años después, según los expertos, más del 90% de estas quemaduras por efectos del sol se producen durante los primeros 20 años de vida, como decíamos, son molestas y desaparecen en cuestión de pocos días, pero el caso es que se pueden producir daños en el ADN, algo que puede inducir la aparición de un melanoma años después, cuando el niño ya ha superado la barrera de los 25 años. La incidencia del melanoma se cifra en un 4% de los cánceres de piel, quizá no sea una cifra elevada, pero sus consecuencias sí lo son, ya que es responsable de las tres cuartas partes de las muertes por este tipo de cáncer.

El melanoma es una variedad de cáncer de piel del que se diagnostican unos 160.000 casos cada año en todo el mundo, aunque afecta especialmente a las personas de raza blanca, algo lógico teniendo en cuenta que la piel está menos preparada para la exposición solar. Muchos estudios han demostrado que este tipo de cáncer está relacionado con la radiación de los rayos UVA y UVB, y decíamos que esta radiación daña el ADN celular, provocando una mutación en los genes de la célula, cuando ésta se divide, las mutaciones se van propagando afectando al mayor órgano de nuestro cuerpo, la piel.

Javier Romero, jefe de Dermatología de Hospital Quirón Málaga, nos explica que durante la infancia y la adolescencia es habitual el abuso de la exposición solar, nos explica que casi todos los problemas que se sufren en edad adulta causados por el sol tienen su origen en la etapa de los primeros 20 años, por lo que recomienda que los padres eduquen a sus hijos para que adquieran hábitos saludables en lo que respecta a la exposición solar. Utilizar cremas protectoras es fundamental, es una de las principales medidas que pueden hacer frente a los peligros de los rayos solares. Quizá habría que mencionar otro problema a la hora de utilizar esta protección, muchos padres desconocen qué fotoprotector necesita la piel de sus hijos, por otro lado, también es necesario aplicarlo correctamente.

El especialista proporciona una serie de recomendaciones a tener en cuenta para proteger la piel y prevenir que los niños, en un futuro, tengan un mayor riesgo de sufrir un cáncer de piel. Utilizar protección solar todo el año, en los periodos veraniegos usar cremas con un factor de protección 50 FPS, evitar la exposición solar más intensa que se produce entre las 12:00 horas y las 17:00 horas, utilizar prendas para protegerse del sol, hacer uso de gorra y gafas para evitar otros problemas asociados a los rayos solares, etc. A continuación podéis ver un vídeo en el que la doctora Martina Alés Fernandez nos habla sobre el melanoma.

Foto | Chris. P

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...