¿Qué límites tienen los padres estadounidenses para pegar a sus hijos?

En EEUU hay muchos niños que no se escolarizan en las escuelas y tienen una educación en casa. Muchos padres que deciden adoptar esta situación tienen como manual el libro: “To Train up a child” (“Cómo educar a un hijo”, 1994). El cuál empieza en su primer capítulo: “Pégale a tu hijo”.

Una cosa es el castigo y otra la violencia, porque dar un cachete a un hijo en España está prohibido, es un maltrato infantil, sin embargo en Estados Unidos tienen hasta un libro donde les explican a los padres cómo usar una fusta (a la que llaman “varita mágica”), que tamaño debe tener o que materiales pueden utilizar para pegar a sus hijos. La polémica se centra en el libro “To Train up a child”  (“Cómo educar a un hijo”, 1994).

Un libro que "enseña" a los padres cómo pegar a un hijo.

En este libro o manual, del que se han imprimido nada menos que 670 mil copias en varios idiomas incluidos el español, se explica a los padres cómo deben pegar a los niños para educarles. Por el momento ya han sido tres niños los que han muerto a causa de estas ideas llevadas muy al extremo por los padres. Educar es un tema difícil, pero educar pegando no creo que sea la solución, no quiero ni pensar como responderán estos niños cuando sean mayores hacia la sociedad, hacia sus familiares o hacia sus propios hijos, ya que la violencia solo causa más violencia y el castigo físico no es la solución.

El caso es que en Estados Unidos se lleva mucho la educación en casa, es decir, no llevar a los niños a la escuela, hay unos 2 millones de niños que estudian en casa, sobre todo en el sector de la sociedad que son los evangélicos cristianos (unos ochenta millones). Al parecer no quieren que a sus hijos se les enseñe materias determinadas. Entre los padres americanos que deciden educar a sus niños en casa hay muchos partidarios de este polémico manual.

La pasada semana una joven subió un video en YouTube donde se veía a su padre como le daba una paliza con un cinturón, el hecho en si ya es escandaloso, pero si además sabemos que se trata de un juez de familia lo es más, ¿con qué criterio puede un hombre impartir justicia ante semejante injusticia? Otra cuestión que me planteo es que limites hay para escribir lo que uno quiera y que luego la gente siga el libro como si fuera un manual, ¿Por qué no usar la cabeza, razonar y valorar los pros y los contras antes de aplicar semejantes palizas a sus hijos?

Los casos de violencia contra hijos en Estados Unidos son alarmantes, teniendo en cuenta que se apoyan en un libro escrito por un pastor evangélico, Michael Pearl, el cuál aplica consejos crueles para educar a los niños. Por ejemplo nada más comenzar el libro empieza con la frase: “Pégale a tu hijo”, con este comienzo más vale no seguir leyendo. Sólo espero que la sociedad americana reaccione y quite este libro de circulación que sólo puede dañar al sector más débil de la sociedad: los niños.

Fuente | elpais.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...