¿Qué hacer frente a una mordedura de perro?

Los pequeños en general se ven sumamente atraidos por los animales, sobre todo por los perros, no será raro ver entonces cuando ante la presencia de una mascota los niños enseguida sienten deseos de tocarlos y jugar con ellos, lo que muchas veces resulta en inconvenientes y accidentes, dado que no debemos olvidar que se trata de animales y por mucho que los conozcamos no podemos adivinar sus reacciones, más cuando se trata de animales ajenos, que quizás no están acostumbrados a los niños.

Las mordeduras de perros entre los más pequeños son realmente frecuentes, y ante un caso así lo primero a saber es que en general no representan demasiada gravedad, salvo en casos particulares, pero en toda situación hay que estar atentos y saber cómo proceder. El primer paso es lavar rápidamente la herida con bastante agua fría y con jabón, directamente bajo el chorro de agua del grifo, sumamente necesario para eliminar cuerpos extraños y quitar todo residuo de saliva del animal, que como bien sabemos, está repleta de bacterias.

Lo siguiente, una vez lavada la herida, es la aplicación de un desinfectante, como el alcohol con una gasa esteril que la recubra, todo eso se sujeta con un apósito sujetado firmemente pero sin apretar. Si la mordedura se produjo en alguna de las extremidades lo más conveniente es elevarla para que la sangre circule con facilidad evitando de esa forma que se produzcan inflamaciones que luego son más dificiles de hacer retroceder.

En todos los casos, aunque la mordedura no sea grave, es necesario llevar al niño, luego de atendido, a una visita con el médico, a lo que el pediatra probablemente recomiende la receta de un antibiótico y de una vacuna antitetánica, si es que el niño aún no la tiene aplicada. En el caso de que la mordedura desgarre tejido hay que mojar, esterilizar e ir directamente a la guardia de urgenicas del hospital más cercano ya que es probable que necesite sutura.

Si el animal no es de la familia hay que consultar con sus dueños si tiene la cartilla de vacunación al día, de ser así no es necesaria la aplicación de una vacuna contra la rabia en el niño, teniendo en cuenta que hace años que no se registran casos de rabia entre las personas.

Vía | Blog de bebés
Foto | Diana de Flick

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...