¿Qué hace feliz a los niños?

Para que los niños sean felices, no solo basta con tener sus necesidades básicas cubiertas. Repasamos algunos aspectos para que ellos se sientan más felices y realizados.

Los padres debemos tener muchas cosas en cuenta para el cuidado de nuestros hijos: les vestimos, les alimentamos, les damos seguridad, les llevamos al pediatra, les damos un hogar donde vivir, una educación… Muchos son los aspectos de los niños que se deben tener en cuenta para su cuidado, pero: ¿realmente nos hemos parado a pensar qué es lo que les hace felices a ellos? Porque una cosa es su cuidado, su evolución como personitas, sus sentimientos y sus cambios psicológicos en cada etapa de crecimiento… y otra muy distinta es lo que les pedimos que hagan, lo que esperamos de ellos o lo que les exigimos.

Y es que compararlos con otros niños, exigirles que ganen cada partido que estén jugando, querer que sean los mejores, apuntarles a un sinfín de actividades extraescolares para saber más que ninguno, y, en definitiva, esperar que ellos sean los más brillantes y mejores en todo lo que hagan, es imposible y no les hace felices. Es más, esperar eso de nuestros hijos puede generarles estrés, agotamiento, aburrimiento y, entre otras muchas cosas más, desmotivación.

Por tanto, la primera manera de conseguir que los niños sean felices es hacerles partícipes de las decisiones que le atañen a él o a ella. Por ejemplo, preguntándoles a qué actividades les gustaría apuntarse. Eso sí, siempre y cuando los padres puedan quedarse a su cuidado después del colegio, ya que es comprensible que muchos padres deban tomar la decisión de apuntar a sus hijos a actividades extraescolares porque trabajan y necesitan que los niños estén ocupados en alguna actividad. Pero el hecho de sentirse escuchados, de que sus sentimientos y decisiones ayudan a tomar una decisión final, les ayuda a sentirse mejor consigo mismos y, por tanto, serán niños más felices.

Por otro lado, conseguiremos que los hijos sean felices si tienen un horario de alimentación adaptado a sus necesidades. Es decir, hay niños que necesitan comer más veces al día para no sentir hambre, otros, sin embargo, no tendrán esa necesidad. Pero lo que sí es cierto es que si los niños deben esperar a la hora de cenar y han merendado demasiado pronto y cenan tarde, es evidente que mientras tengan hambre estarán inquietos y nerviosos. Por lo que saciarles un poco el hambre puede ayudarles a sentirse felices y más tranquilos.

Otro de los consejos para conseguir hijos felices es conseguir que duerman las horas necesarias. Un niño que duerme poco y que no descansa será un niño malhumorado, mientras que los niños que se despiertan con las pilas cargadas y con energía suficiente porque han descansado, serán niños felices con ganas de comerse el mundo. Otro factor que me parece importante para que un niño sea feliz es que los niños necesitan sentirse escuchados. Es decir, los padres debemos hablar con ellos, encontrar ese momento donde nuestro hijo pueda contarnos cómo le ha ido el día, si hace lo que le gusta o si hay algo que le gustaría cambiar.

Este tipo de conversaciones tienen dos efectos positivos en los niños. Por un lado se sienten escuchados y, por otro, es un buen momento para que puedan expresar sus emociones; es el momento ideal para conectar emocionalmente con él. Estos momentos de conexión hay que tenerlos en circunstancias en las que solo estemos por nuestro hijo, ya que no vale decirle que hable mientras estamos preparando la cena, tecleando en el ordenador o mirando la tablet. Los niños necesitan ver en sus padres una figura accesible, comprometida, con la que poder hablar y de la que reciban un amor incondicional.

En mi opinión, un niño es feliz primero porque tiene sus necesidades prioritarias cubiertas y, segundo, porque se siente integrado en la familia, escuchado y percibe que forma parte de un proyecto común. Todo ello con unos padres que le quieren, que juegan con él, con los que se ríe y que le demuestran ese amor incondicional. ¿Qué opináis vosotros? ¿Qué les hace felices a vuestros hijos? ¿Qué otros consejos añadiríais?

Foto | Purple Sherbet Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...