¿Qué es la discalculia en la infancia?

La discalculia en la infancia se caracteriza por la dificultad del aprendizaje de las matemáticas, que puede afectar hasta un 3% y un 7% de la población. Los menores tienen problemas para contar, calcular, confunden los signos matemáticos y tienen aversión a las matemáticas.

Dificultad para aprender matemáticas

La discalculia o dificultad en el aprendizaje de las matemáticas, es un problema que afecta a la capacidad para adquirir las habilidades aritméticas que puede sufrir entre un 3% y un 7% de la población, aunque esta es una estimación que quizá no sea precisa, ya que no se ha estudiado tanto como, por ejemplo, la dislexia, dificultad de aprendizaje que afecta a la lectoescritura.

Los estudios que se han realizado hasta el momento apuntan que la discalculia tiene causas genéticas o biológicas, pero, claro, las investigaciones realizadas se han llevado a cabo con pacientes diagnosticados con otro trastorno genético, ya que se ha partido del supuesto que un trastorno genético provoca una alteración cognitiva relacionada con el procesamiento numérico.

Un ejemplo es un estudio realizado en el año 2005 en el que participaron pacientes con Síndrome Velocardiofacial, se trata de una enfermedad genética rara caracterizada por un patrón de rasgos faciales, cardiopatías congénitas, retraso psicomotor, trastorno de aprendizaje, etc. El estudio determinó que algunas zonas cerebrales supuestamente relacionadas con el aprendizaje aritmético, se mostraban hipoactivas. También pacientes que padecían síndrome de Turner y también discalculia, experimentaban una disminución del surco intraparietal derecho (surco irregular situado sobre la superficie convexa del lóbulo parietal del cerebro).

En la actualidad, algunas investigaciones apuntan la existencia de un sustrato neural específico, para el procesamiento de las operaciones matemáticas en déficits de discalculia, considerando que afecta a las siguientes áreas cerebrales, segmento horizontal del surco intraparietal, giro angular izquierdo y sistema bilateral parietal posterior-superior. Los expertos comentan que existe suficiente información como para considerar aspectos biológicos y genéticos causantes de déficits en áreas del aprendizaje relacionadas con la aritmética.

Pero la presencia de marcadores genéticos relacionados con la dificultad del aprendizaje de las matemáticas en los menores, no siempre producen este déficit aritmético, los expertos comentan que también influyen los factores ambientales, la educación, etc. Quizá no necesariamente deba existir otro síndrome genético, podría darse el caso que algunos genes implicados en el aprendizaje aritmético estuviesen silenciados o sufrieran otros problemas que impidieran el correcto aprendizaje.

Los menores que sufren discalculia tienen dificultades de carácter perceptivo-visual, de orientación espacial, de esquema corporal, déficits motores y velocidad del procesamiento mental, destacando como síntomas la confusión con los signos matemáticos, errores en las operaciones aritméticas básicas, dificultades para comprender los conceptos abstractos de tiempo y dirección, dificultad para poder seguir la puntuación durante un juego, problemas a la hora de calcular mentalmente, etc., aquí podéis conocer todos los síntomas y su cuadro clínico.

En el ámbito académico, padecer discalculia se traduce en suspensos, especialmente en las asignaturas relacionadas con los números, tener aversión a las matemáticas y sufrir falta de autoestima. Algunas señales que pueden delatar la presencia de la discalculia a una edad temprana son que los niños de entre 6 y 8 años tengan problemas en las comparativas de números e identificar cuál es mayor o menor, olvidar un número cuando se cuenta del uno al diez, recurrir continuamente a los dedos para contar, etc. Aquí conocemos un test online gratuito que facilita identificar qué niños y niñas están en riesgo de sufrir discalculia.

Quienes padecen discalculia necesitan un entrenamiento adaptado, diario y basado en la comprensión profunda de conceptos y procedimientos, pudiendo superar relativamente los problemas aritméticos. Con un tratamiento gradual se logra una reestructuración cognitiva en las habilidades matemáticas, dando lugar a resultados óptimos en el cálculo y las operaciones matemáticas.

Foto | Ivan T

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...