¿Puericultor o educador infantil?

El puericultor es un pediatra pero sin la formación MIR, sin la especialidad. Hoy en día son una solución para la administración ya que faltan pediatras y los MESTOS (puericultores) realizan igualmente las tareas de pediatría. El educador infantil se dedica a la primera infancia pero desde el punto de vista educativo, es un soporte para el maestro y se dedica a preparar actividades, estimular y entretener a los niños.

Si nos gustan los niños y queremos dedicarnos a su cuidado de manera profesional, tenemos a nuestro alcance diferentes tipos de perfil para  prepararse y trabajar en ese ámbito: pediatras o puericultores y educadores infantiles.

El puericultor es un pediatra sin la especialidad MIR, que aplica la experiencia y conocimientos médicos.

El pediatra es un profesional que ha estudiado la carrera de medicina y que posteriormente ha realizado la especialidad, es decir, ha hecho un MIR de pediatría. Cuando finaliza su preparación recibe el título que le permite ejercer como pediatra.  Para entender qué es o a qué se dedica un puericultor, es importante establecer sus diferencias con respecto a un pediatra: el puericultor es un profesional que, sin tener el título de pediatría, desempeña esta profesión como si fuera un pediatra pero sin titulación ni formación específica (MIR).

Una vez dicho esto nos podemos preguntar cómo es posible que haya profesionales que se dediquen a ejercer de pediatras sin serlo, pero es evidente que la falta de pediatras en España ha forzado a llegar a esta situación y los puericultores son muy necesarios aún sin esa formación MIR de la que presumen los pediatras. Por ello, la administración, y para evitar problemas, ha definido a estos profesionales como MESTOS, que son los que los pediatras llaman puericultores.

¿Puede un MESTO saber de pediatría si no ha hecho el MIR? Por supuesto. Es más, existen grandes puericultores con una gran formación, pero su hándicap será siempre no haber pasado los 4 años de MIR y por ello siempre tenderán a intentar querer demostrar que realmente saben lo que hacen y están preparados para ello.

Así pues, un puericultor, a diferencia de un pediatra, es el que ejerce la pediatría no por el estudio científico con una formación específica (MIR) sino a través de la experiencia que como médico ha ido obteniendo de la práctica y el que se dedica igual que el pediatra a la atención de los niños, la prevención y su salud. Evidentemente, un pediatra siempre tenderá a estar mucho más respaldado por la ciencia, ya que aplica los estudios recibidos, mientras que el puericultor puede ser más práctico y sensible con problemas que tienen poca resolución científica. Con lo cual vemos que son dos maneras de ver la pediatría y las dos muy necesarias.

Y ¿qué es un educador infantil? Es un profesional que desempeña un papel educativo. Atiende en los programas de educación a la primera infancia, apoya y da soporte al maestro de educación infantil y realiza tareas en cuestiones didácticas y de animación a los niños. Su papel es más de organizar actividades, preparar materiales, distribuir tareas y apoyar al maestro. Su tarea debe incluir estimular al niño a realizar actividades, cuidar la relación entre los pequeños y  estimular su aprendizaje.

Así pues, dejando de lado la diferencia en cuanto a nivel de formación entre pediatras y puericultores, la diferencia entre estos últimos y los educadores sociales está clara, mientras que para ser puericultor necesitas ser médico y los temas que trata son de salud y prevención, los educadores infantiles son profesionales que pueden acceder a esta profesión a través de ciclos formativos y tratan de otros temas infantiles como entretenimiento, apoyo en la enseñanza infantil, animación, etc. Tiene que ver con la formación y los primeros pasos de los niños dentro de la escuela infantil o guardería.

Foto por Fotos Gov/Ba en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...