¿Pueden jugar los niños en la playa sin el bañador?

Jugar en la playa conlleva tener en cuenta alguna medidas de seguridad y de protección para los niños. Una de las peguntas que solemos hacernos las madres es si los niños pueden jugar en la arena sin el bañador puesto. Respondemos a esta cuestión y os damos algunos consejos para disfrutar 100% de la playa este verano. Entre ellos tenemos el tema del bañador, el sol, el mar, el calor, etc.

Si queremos disfrutar 100% del verano en la playa, debemos tener en cuenta una serie  de medidas de precaución y seguridad. Pero además, muchas mamas nos preguntamos si es prudente que los pequeños jueguen a la orilla del mar sin el bañador puesto. Algunos estudios reflejan que mojarse en el mar no es malo, pero el hecho de estar sentado en la arena sin el bañador puesto o con el bañador mojado y sentado en la arena si puede serlo. Resulta que el bañador mojado y el calor de la propia arena favorecen la aparición de gérmenes y ello puede conllevar problemas de infecciones cutáneas o conjuntivitis.

Jugar en la playa conlleva tener en cuenta alguna medidas de seguridad y de protección para los niños.

Así pues, lo recomendable es que si el niño o el bebe tiene el bañador mojado que juegue de pie o si quiere sentarse ponerle una toalla seca debajo para evitar estar en contacto con la arena caliente,  el sol y el calor se ocuparan de secar el bañador muy rápido. Evidentemente, antes de colocar la toalla o delimitar la zona de juego, deberemos vigilar que la arena esté limpia de cristales, colillas, latas u otros objetos peligrosos. Así pues, no es prudente quitarle el bañador a los niños en la playa, ya que la arena puede conllevar infecciones innecesarias. Pero además del tema del bañador, cabe recordar los consejos de cada verano: cuidado con el sol, cuidado con el calor, cuidado con el mar, cuidado con las horas de exposición y cuidado con la seguridad (evitar que se pierdan).

El tema del sol ya lo hemos tocado muchas veces, y no es nuevo saber que los niños deben llevar protección, no obstante recordaros que además de una buena capa de crema protectora, hay una camisetas que llevan un filtro para proteger de los rayos ultravioleta. Pueden parecer incómodas, pero no lo son y eso junto con una buena gorra y la crema de protección solar hará que vuestros pequeños estén muy protegidos de esos rayos solares tan dañinos para la piel.

Otro tema es el calor, hay que ir ofreciendo a los pequeños agua para evitar una deshidratación, pero recuerda que no solo se puede ingerir líquidos con el agua, puedes llevarte fruta troceada para ir ofreciéndole y de esa manera podrás hidratar al pequeño sin agobiarle tanto con sorbos de agua. Si tienes controlada la zona de juego intenta que tenga sombra y que tenga también una gorrita o en el caso de que no sea posible, no estar demasiadas horas al sol. Este seria otro tema, las horas de exposición al sol. Hay que ser prudente y evitar las horas principales de sol (entre 12 y 16 horas son las peores horas), también podemos ir a la playa con niños a primera hora de la mañana o a partir de la cinco y media, por ejemplo.

Finalmente, recordar que la playa es un lugar donde los niños pueden perderse con bastante facilidad, para ello, no debes quitar la vista de tu pequeño ni un segundo. Si son pequeños, se puede delimitar la zona de juego, pero si son más grandes, debes pactar con los niños la zona límite para jugar, poniendo barreras imaginarias y explicándoles los riesgos de romper esa barrera imaginaria, es decir, lo que significa perderse par que tomen conciencia. ¿Cuántas veces has visto en la playa jugar a niños pequeños sin bañador?

Fuente | consumer.es

Foto | RichardBH en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...