¿Puede un niño entender la muerte?

La sensación de inquietud cuando los niños nos preguntan acerca de la muerte es normal. Deseamos que se ahorren el sufrimiento que todos sentimos cuando un ser querido se marcha para siempre. Sin embargo, estarás haciendo un flaco favor a tu hijo si no le explicas que la muerte es un hecho normal y común y que, además, es condición necesaria para la vida. ¿Cómo explicar a un niño en qué consiste la muerte? Aquí te damos algunos consejos.

La muerte suscita múltiples preguntas

La muerte, en su forma más abstracta y aséptica, está presente de manera constante en nuestra sociedad. Los niños la conocen y la preciben a través de los video juegos o de los programas de televisión. La muerte real sigue siendo, no obstante, una de las asignaturas pendientes para pades, madres y educadores. Los niños suelen preguntar y nosotros solemos responderles con evasivas o de manera incómoda. Con lo cual, al poco tiempo, y en vistas de los malos resultados, el menor dejará de hablar. Es precisamente de esta manera, a través del silencio, como se forman los tabús sociales. Sin embargo, la muerte es un trance ineludible, por el que todos vamos a tener que pasar más tarde o más temprano. Si niegas este hecho a tu hijo, es probable que no le des las herramientas que necesitará cuando alguien de su entorno fallezca.

La sensación de inquietud cuando los niños nos preguntan acerca de la muerte es normal. Deseamos que se ahorren el sufrimiento que todos sentimos cuando un ser querido se marcha para siempre. Sin embargo, estarás haciendo un flaco favor a tu hijo si no le explicas que la muerte es un hecho normal y común y que, además, es condición necesaria para la vida. ¿Cómo explicarle a un niño toso esto? En primer lugar, dejando que él mismo se exprese acerca del asunto. Si le dejas hablar, si conversáis, estarás ayudando a normalizar un hecho ineludible. No olvides que el duelo no es solo una cuestión de adultos.

Se sincero y resuelve las dudas de tu hijo

Lo mejor, al ser preguntado por tu hijo, es ser franco y sincero. No escondas tu dolor, porque seguramente él necesitará expresarlo también. Eso sí, hazle entender que la muerte tiene una razón, que no todos morimos de repente. Háblale de las enfermedades, de la vejez… pero sin entrar en detalles escabrosos o en frases abstractas e inquietantes como «pasó a otra vida», «se fue al más allá». Hay niño que, ante situaciones de fallecimiento cercano, terminan obsesionándose con la muerte y pensando que les puede pasar a ellos, o a sus seres queridos, en cualquier momento. Si ves que la situación te sobrepasa, no dudes en contactar con un psicólogo infantil que ayude a tu hijo a canalizar sus angustias.

Ante todo, guárdate mucho de decir mentiras o de evitar la confrontación del tema, solo lo harás más grande y misterioso, ya sea un miembro de la familia, un amigo, una mascota… Ni para los adultos ni para los niños, hay una receta perfecta para superar una muerte, por lo que lo mejor que podemos hacer es no dejar de darle importancia a los sentimientos del niño. Permítele expresar su tristeza o sus dudas y comparte con él este trance tan complicado.

Fuentes: Padresehijos.net.

Gerald R. Ford Funeral por Brad Gillette en Flickr

My fathers Funeral por sridgway en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...