Prohibidos los abrazos entre niños y niñas

Conductas educativas

Hoy nos ha sorprendido la decisión adoptada por el colegio Largs Bay situado en el sur de Australia, al parecer, a partir de ahora están prohibidos los abrazos entre niños y niñas o cualquier otra manifestación afectiva que se prodiguen los niños con edades comprendidas entre los 11 y los 13 años. El director del centro manifiesta que este es un comportamiento inapropiado y que es necesario adoptar medidas de esta índole para dar ejemplo a los niños más pequeños.

Decretar prohibidos los abrazos entre niños y niñas surgió fruto del reencuentro escolar entre compañeros tras disfrutar del periodo vacacional, aunque hay que decir que el director del centro va más allá y ve en esta conducta noviazgos entre niños y niñas, que quiere eliminar a toda costa. Los responsables del centro toman como ejemplo la conducta de algunas escuelas estadounidenses en las que también se prohibieron este tipo de muestras de afecto, así como los besos o bromas entre niños de diferente sexo como parte de la educación.

La prohibición hubiera pasado desapercibida si no hubiera sido por la indignación que sufrieron algunos padres, por lo que no dudaron en denunciar este comportamiento, excesivamente estricto y sin sentido, a través de los medios informativos locales. La decisión de Julie Gale, directora del centro escolar, parece estar respaldaba por la asociación de centros educativos del sur de Australia que indican que se trata de una decisión basada en una política de sentido común.

Aseguran que una de las prioridades de la escuela es hablar con los niños y hacerles entender qué es un comportamiento adecuado o inapropiado en todos los sentidos, conducta, lenguaje, vestimenta y especialmente el modo en el que interactúan niños y niñas. Nos sorprende que no hayan prohibido los abrazos entre miembros del mismo sexo también, “podrían tachar esta conducta de homosexual”. Lo leemos y no nos lo creemos, es como si la educación hubiera retrocedido unas cuantas décadas.

Este tipo de comportamiento no contribuye a que los niños vean con normalidad determinadas muestras afectivas, en cambio puede generar conductas muy alejadas de la igualdad entre sexos, lo mejor es impartir clases de sexualidad infantil en lugar de vetar determinados comportamientos que podrían ser perfectamente inocentes.

Más información | CNews
Foto | Joyseph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...