Osgood-Schlatter, Quiste de Baker y diferencias de logitud

Osgood-Schlatter, Quiste de Baker y diferencias de logitud

Continuando con el informe especial sobre los más frecuentes problemas ortopédicos que pueden llegar a presentar los niños en sus primeros años de vida, cabe destacar que además de las alteraciones en las piernas denominada Genu valgo y Genu varo, que suelen ser las más comunes, también existen otras afecciones que pueden llegar a requerir un tratamiento médico específico.

Para conocer con exactitud si tu niño padece de alguna de las alteraciones más frecuentes en sus piernas, en el presente artículo te acercamos información acerca de estos tipos de trastornos, y cuáles suelen ser las indicaciones médicas al respecto.

Enfermedad de Osgood-Schlatter

El llamado síndrome de Osgood-Schlatter suele aparecer por lo general en jóvenes en su etapa adolescente, y ocasiona fuertes dolores en las rodillas.

En la mayoría de los casos, esta afección se encuentra relacionada con diferentes esfuerzos musculares continuados, por lo que los especialistas recomiendan como tratamiento para curar el dolor de etapas de reposo, e incluso en algunos casos la utilización de rodilleras ortopédicas durante la práctica de deportes.

Debido a que el trastorno se encuentra relacionado íntimamente con una etapa de crecimiento y cambios hormonales, la afección desaparece cuando finaliza el período de maduración ósea, es decir cuando culmina la etapa de la adolescencia.

Quiste de Baker

El llamado Quiste de Baker, conocido también como quiste poplíteo, consiste en un bulto de textura blanda que se presenta en el hueco posterior de la rodilla, y puede aparecer a lo largo del desarrollo físico del niño.

Por lo general, esta alteración no suele provocar ningún tipo de dolencia, molestia o impedimento físico ante las actividades corporales, independientemente del tamaño que posea el quiste.

A pesar de las arduas investigaciones en este campo, por el momento la aparición del quiste poplíteo es de origen desconocido, y por lo general no requiere de tratamiento, ya que en la mayoría de los casos se reabsorbe y desaparece por sí solo.

Sin embargo, algunos médicos son partidarios de realizar la extirpación quirúrgica del quiste, aunque por lo general luego de algunos meses de la operación el bulto puede llegar a reaparecer.

Diferencia de longitud entre ambas piernas

Otra de las alteraciones frecuentes en los miembros inferiores de los niños, suele estar dada por una diferencia en la longitud de ambas piernas.

Cabe destacar que en la mayoría de los casos la diferencia suele ser menor de 1 cm, por lo que no requiere de ningún tipo de tratamiento ortopédico, ya que se establece dentro de los valores normales que puede existir una diferencia de hasta 3 cm de longitud.

Si bien los especialistas aseguran que si la diferencia se mantiene por debajo de los 3 cm no provoca alteraciones en la columna vertebral, lo cierto es que en estos casos es recomendable realizar una consulta médica para evaluar la necesidad de la utilización de complementos ortopédicos para los talones, e incluso algún tipo de tratamiento quirúrgico.

Vía | Urgencias Pediatría
Foto | Leni Rachael

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...