Problemas frecuentes en la postura de los niños

Problemas en la postura

A medida que los niños crecen van desarrollando a pasos agigantados diferentes capacidades psicomotrices, que con los años les permitirán desenvolverse cada vez con mayor seguridad en su entorno.

Si bien la mayoría de los niños poseen básicamente una estructura corporal similar y deben atravesar por las mismas etapas de desarrollo, lo cierto es que no en todos los casos se produce de la misma manera y en los tiempos establecidos.

Esto no necesariamente es un punto desfavorable o beneficioso, ya que en realidad las aptitudes de los pequeños requieren en cada caso de los períodos necesarios para su desarrollo y crecimiento. No obstante, algunas falencias en la evolución relacionada a su faceta motriz, pueden estar íntimamente ligadas a distintos problemas en la postura física del niño.

Tengamos en cuenta que la contextura física de los niños varía de uno a otro, pero en todos los casos la estructura física se encuentra constituida por los mismos elementos, es decir por huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones.

Los componentes físicos del niño se forman durante la gestación, período en el cual la columna se encuentra flexionada y los miembros rotados e incurvados, debido al escaso espacio que dispone el útero materno.

Es por ello, que los bebés comienzan a desplegar lentamente y por completo sus miembros una vez que ya han nacido. Si su crecimiento es normal, el pequeño comenzará a andar cuando cumpla alrededor de un año, debido al hecho de que su columna y sus piernas adquieren la fuerza necesaria para soportar el peso del cuerpo.

A mediada que el niño crece, la columna desarrolla sus curvas normales, se fortalecen las piernas, y es precisamente en este período donde suelen aparecer ciertos problemas frecuentes en lo que respecta a la postura física del pequeño.

Es importante destacar que si bien la etapa del crecimiento físico de los niños se extiende incluso hasta sus años de adolescencia, lo cierto es que el diagnóstico precoz de ciertas patología relacionadas a su postura física, permitirá realizar el tratamiento adecuado para corregir el trastorno, y de esta forma evitar que en el futuro se limite la capacidad física del niño.

Entre las afecciones más frecuentes, suele ser el pie plano el que afecta a mayor cantidad de niños en el mundo, ya que según un estudio recientemente realizado por la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología Infantil (SAOTI), se ha concluido que el 97% de los niños presentan pie plano antes del año y medio de vida.

Por otra parte, la investigación ha demostrado que en el 15% de los casos el trastorno persiste hasta la adolescencia, mientras que el 10% lo continuará sufriendo durante su etapa adulta, para lo cual requerirá un tratamiento más profundo.

Al respeto, el doctor Fernando Salas, director científico de SAOTI, manifestó:

“Lejos de ser una enfermedad, el pie plano es un proceso anatómico normal. Los bebés nacen con pie plano, condición que va desapareciendo a medida que crecen y hace actividades físicas. Por lo general, en los niños, el arco plantar evoluciona en forma espontánea y no requiere el uso de plantilla o calzado ortopédico”.

Cabe destacar que existen una gran variedad de trastornos ortopédicos que pueden presentarse a lo largo del desarrollo del niño, de los cuales podrás obtener más información en el informe especial acerca de problemas ortopédicos frecuentes.

Vía | SAOTI
Foto | Valentina Powers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...