Prevenir los abusos depende de la educación

Las injusticias y atropellos están a la orden del día. Ofrece a tus niños la orientación adecuada para que no sean víctimas de ellos. Aquí algunos consejos.

Educar a tus hijos para prevenir los abusos

Los abusos hacia las personas se incrementan de modo alarmante, así como las distintas formas de cometerlos. De hecho, ya no se habla sólo de abuso, sino de maltrato, el cual puede ser verbal, psicológico o físico. La víctima, porque eso es, una víctima de personas malvadas sin conciencia, es humillada, vejada y desestimada como ser humano. No permitas que tus niños pasen por ello. Educa a tus hijos para prevenir los abusos y maltratos. 

¿Quiénes son víctimas de abusos?

Las situaciones de abuso y maltrato se observan en cualquier contexto: familiar, escolar, comunitario. En la sociedad hay individuos que se creen con derecho a juzgar y a condenar a los demás. Todos podemos ser víctimas en algún momento de nuestras vidas. Sin embargo, prevalecen los abusos a la mujer. Ella siempre se encuentra bajo la lupa de todo el mundo. Significa que cada una de sus conductas están siendo observadas y sujetas a críticas.

No sucede igual con los hombres, con quienes se suele ser más benevolentes y digamos, menos severos a la hora de cuestionar sus actos. Esto se debe a que practicamos una cultura machista, muchas veces infundada por las mismas mujeres.

En decenas de hogares se cría a los chicos bajo la célebre frase “los hombres no lloran”. Para infinidad de padres resultará satisfactorio tener un hijo fuerte, rudo y mujeriego, que se unirá a una mujer que lo cuidará y atenderá hasta que la muerte los separe. Ha sido difícil romper con esos modelos instaurados desde tiempos inmemorables. Las consecuencias son graves e incluyen los abusos, mismos que sólo se pueden enfrentar con educación.  

¿Qué hacer ante los abusos?

El tema no es qué hacer ante los abusos, sino cómo actuar para prevenirlos. Actualmente, para contrarrestar pensamientos retrógrados, se apela a la educación como medio para formar a personas humanistas, sensibles y respetuosas.

Al niño hay que enseñarle a valorar a las mujeres, empezando por quien lo trajo al mundo (su madre), seguido de sus abuelas, tías, hermanas, amigas, compañeras de clases y demás. Desde pequeño debe internalizar que-como personas y ciudadanos-tanto hombres como mujeres tienen los mismos derechos y deberes.

Cada quien tendrá un estilo de vida diferente y particular, con gustos, preferencias, ideologías y orientaciones individuales. Simple y llanamente es decisión y competencia propia. Nadie tiene que entrometerse, sintiéndose un juez.

Con esta convicción tu hijo sabrá que las niñas no deben recibir palabras ofensivas ni peyorativas. No se les debe maltratar, ni ofender con ningún apelativo. Cada una tiene un nombre por el que deben ser llamadas. En la casa, escuela o barrio, la actitud hacia las niñas tiene que ser cordial, empática y solidaria. 

Asimismo, es necesario educarlo para defenderlas ante cualquier maltrato. Las conductas pasivas frente a los abusos son reprochables. 

El respeto es la base de todo

Haz de tus niñas unas guerreras. Es necesario que sepan que no pueden ser objeto de nadie, que no son el sexo débil. Eso no existe. Las mujeres son fuertes e inteligentes, excelentes profesionales. Son dueñas de sus decisiones, y ante cualquier atropello no deben callar. Asinisno, deben respetar a los hombres, sin humillarlos, ni hacerlos sentir inferiores. La igualdad debe ser la consigna.

Recuerda hablarles, tanto a ellas como a ellos, sobre la sexualidad responsable, afectiva y consensuada. Dótalos de herramientas, ofreciéndoles la información y orientación requerida para enfrentar sabiamente las situaciones que en este ámbito van a experimentar.

Deben tener claro que las relaciones de pareja son de mutuo acuerdo. Ni la mujer ni el hombre han de ser manipulados para hacer lo que no desean. Mucho menos obligados o abusados.

Educar para prevenir los abusos no es sólo tarea de los padres. Son corresponsables en esta misión los maestros, los medios de comunicación, el sistema de justicia y la ciudadanía en general.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...