Practicar la escritura

practicar escritura

El aprendizaje de la escritura pasa por tres fases. Una preparatoria, otra caligráfica donde se aprenden los distintos signos, letras y su secuenciación y una última de perfeccionamiento, donde se consolida lo aprendido y se adapta al estilo de cada uno.

Pero no basta con “aprender a escribir”. Para que un texto escrito cumpla su función comunicadora debe ser legible no sólo por quien lo escribe, sino también por los demás. Conseguir este objetivo es cuestión de práctica.

La mejor manera de adquirir una buena caligrafía es practicar la escritura. Las fichas y los cuadernillos son los métodos elegidos por los colegios para perfeccionar la técnica al escribir. Pero actualmente tus hijos también pueden hacer fichas en casa. Webs como  la de profes.net tienen un montón de fichas que te puedes descargar distribuidas por edades.

En casa, aprovecha cualquier excusa para que él escriba sin que se note que son deberes del cole. Puede anotar la lista de la compra, escribir las invitaciones de cumpleaños o redactar notitas a sus padres y hermanos cuando tenga algo que decir. Dar ejemplo es otro método que también funciona. Que vuestro hijo os vea escribir a vosotros ayudará a que él coja el hábito y se anime a practicar.

Es fundamental que antes de empezar le enseñéis a coger el lápiz y a sentarse de una forma adecuada. El lapicero se cogerá entre el dedo índice y pulgar y apoyado en el dedo corazón y cada niño deberá usar un lápiz acorde a su edad. Más grueso para los más pequeños y más fino para los más mayores.

Y muy importante, no les debemos atosigar. Ya han practicado todo el día en clase, así que basta con dedicarle el tiempo un justo, es decir un pequeño repaso bastará, como un apunte o una frase que resuma el día.

Más información: consumer.es

Foto: WellspringCS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...