Potenciar la autonomía en los niños

Es muy importante potenciar la autonomía en los niños, permitir que puedan llevar a cabo algunas acciones mejorará la percepción de sí mismos, aumentará su autoestima y serán más felices. Aquí hablamos de algunas de las claves que nos responden a la pregunta ¿cómo potenciar la autonomía en los niños?.

Autonomía infantil

Hoy leemos un artículo interesante en SHE (Foundation for Science, Health and Education) sobre educación emocional, concretamente sobre cómo potenciar la autonomía en los niños. Uno de los pilares que facilitan que los niños sean más autónomos es la confianza en sí mismos y la confianza de sus padres en ellos, hay que permitir que lleven a cabo acciones permitiendo que tengan sus errores y aprendan de ellos. Los niños se muestran como personas competentes y capaces de expresar sus sentimientos, preferencias, necesidades, etc., los padres debemos reconocer sus competencias, prepárales psicológicamente y fomentar la autoestima y la confianza, aunque para ello es necesario que confiemos más en ellos.

El grado de sobreprotección de los padres es un condicionante para que los niños dependan más o menos de los adultos, pero además esta sobreprotección tendrá consecuencias en un futuro, los niños serán más miedosos, se atreverán menos a acometer determinadas acciones, tendrán poca tolerancia a los errores o la frustración, estas son algunas de las consecuencias y por ello es necesario ayudar a que los niños sean más autónomos relajando un poco el control que se ejerce sobre ellos.

Un ejemplo que transcribimos del artículo de SHE:

“Cuando María tiene sed, siempre pide a un adulto que le llene el vaso. Con ocho años podría hacerlo ella misma, pero no se atreve porque cuando era más pequeña quiso servirse sola y sin querer volcó la jarra sobre la mesa y la cena y el mantel quedaron empapados. Su madre le prohibió volver a servirse porque no era lo bastante’ mayor’ y podría volver a ocurrirle. Con el tiempo, una acción tan sencilla como servirse agua le genera miedo. Para María un ‘no puedes’ significa ‘no sabes’ y se traduce en un ‘no quiero’ por miedo al fracaso. Desde luego no es un tema grave, pero es ejemplar y da pie a otras situaciones parejas”.

Un niño que confía en sus capacidades es más autónomo y mucho más feliz, pero para ello hay que permitirles realizar tareas, ser algo menos vigilantes y sobre todo confiar en ellos, muchos padres se sorprenderían de lo que son capaces de hacer sus hijos si se lo permitieran. Los padres deben estar atentos a esas señales que delatan la necesidad de autonomía en los niños y ayudarles en su desarrollo, una de las claves es la autoestima, tener una buena imagen de sí mismos permite que los niños se valoren y confíen en sus capacidades para poder hacer cosas ellos solos. Seguramente tendrá equivocaciones, algunas cosas no las hará correctamente, pero poco a poco mejorará y eso le ayudará a madurar y a ser más feliz e independiente.

Los especialistas recomiendan a los padres llevar a cabo pautas para poder generar y consolidar la autoestima en los niños, no reprobar la actitud con demasiada frecuencia, no hacer reproches, no hablar mal de ellos ya que todo ello puede hacer que tengan una imagen negativa de sí mismos. Los padres que sólo encuentran pegas en sus hijos, realizan comparativas de su persona con otros hermanos o hablan mal de ellos en familia o delante de amigos o conocidos, provocarán que los niños forjen una imagen negativa de sí mismos que no se ajustará a la realidad.

Es importante enseñarles que pueden aprender de los errores que cometen, que una acción la hagan mal no implica que la vuelvan a hacer mal de nuevo, y aunque lo hicieran, es necesario dejarles que lo vuelvan a intentar, todo lo contrario al ejemplo citado anteriormente de la jarra de agua. Los padres deben enseñarle como realizar la acción y dejar que lo intenten, cuando lo consigan, será una dosis de autoestima muy bien recibida que facilitará que sean más autónomos. Cuando hablamos de acciones que pueden realizar ellos solos, nos referimos a cosas tan cotidianas como vestirse, lavarse los dientes, poner la mesa, etc., pueden parecer actos poco significativos pero tras ellos se esconde la forja de la autoestima y la autonomía.

La verdad es que esto es sólo una pequeña introducción, se puede hablar mucho sobre cómo potenciar la autonomía en los niños, de ello seguiremos hablando próximamente.

Foto | Juditk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...