¿Por qué hay niños a los que no les gusta leer?

Conseguir que un niño se siente a leer y disfrute de la lectura es algo que no se puede hacer a través de la obligación, de los castigos o de las amenazas. La actitud de los padres es sumamente importante a la hora de transmitir a los pequeños la sensación de que leer es un hábito que puede aportarnos muy buenos momentos.

La lectura en los niños es un hábito que se puede enseñar a través del ejemplo. Si los niños ven leer a sus padres, si se les da la libertad de leer lo que quieran o como quieran, si se les pone al alcance de sus manitas cuentos y libros, probablemente se aficionaran a la lectura. Pero para conseguir que los niños lean, opino que lo más importante es la actitud de los padres frente  la lectura y frente a como intentar enseñar el hábito de leer cuentos y libros a un niño.

La lectura es un hábito que se puede coger a través del ejemplo

Algunos de los errores que los padres, en su afán de intentar conseguir que un niño lea mucho, son por ejemplo obligar al pequeño a estar sentado leyendo a la fuerza. También es un error obligar al niño a leer lo que los padres quieran o incluso amenazar a los niños con castigos como por ejemplo no ver la televisión o no poder jugar a otros juegos mientras no acaben el cuento o el libro que tienen entre manos. La lectura es un derecho, no una obligación.

Otra de las circunstancias que pueden hacer que la lectura se convierta en algo negativo es preguntar al pequeño constantemente si ha entendido lo que está leyendo o hacerle preguntas para averiguar si realmente lo ha leído o no. Cabe recordar que leer es un placer, es una afición y las aficiones no se pueden obligar a tenerlas. El placer de leer es algo que se debe haber conseguido desde dentro, para disfrutar leyendo libros, debe nacer en el niño una sensación de bienestar que lo incite a mirar un libro, a decidir el tema del libro, a ojearlo, a leerlo, a releerlo las veces que quiera. Incluso añadiría que para comentar lo que ha leído debe ser algo que le apetezca al pequeño, no obligarlo a que lo explique por obligación.

Así pues, para incentivarla lectura en los niños es importante tener en cuenta que leer es una afición que debe cogerse de entrada con el ejemplo, si el pequeño vea sus padres leer y ver que se lo pasan bien leyendo es una manera de incentivarlo a que lea. Pero también es importante dejar que lea en voz alta, si quiere, o si se trata de niños más pequeños, leerles los cuentos en voz alta transmitiendo la musicalidad de las palabras.

No olvidemos que las palabras tienen sonido propio y ese sonido  les llega a los niños más pequeños de la voz de sus padres y ese sonido es lo que le da sentido a las palabras y a la historia que los enganchará para que un día lean libros ellos solitos. Así pues, como podemos ver, la actitud de los padres es sumamente importante para conseguir que los niños lean por decisión propia y disfruten de la lectura. ¿Como le has transmitido a tus hijos la afición por la lectura? ¿Hay algún consejo más que quieras compartir con nosotros y que nos ayude a los padres a incentivar la lectura en los niños ?

Fuente | abc.es

Foto | hans s en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...