Pony Chair, silla para niños

silla-pony

En mas de una ocasión hemos analizado los beneficios que obtienen los niños al contar con sus propios muebles, los que se ajustan a sus gustos y pretensiones, teniendo en cuenta que su cuerpo es y siente diferente al de un adulto, que gusta de colocarse en diversas posiciones, que les gusta jugar con todo lo que les rodea, y aprecian las texturas suaves y aquellos elementos que estimulan su imaginación.

Afortunadamente es cada vez mayor la propuesta en el mercado para este tipo de elementos, de mobiliario infantil, especialmente desarrollado para ser disfrutado durante la infancia, ya que reúne todos los factores mencionados en el punto anterior.

La Pony Chair, silla para niños, es un claro ejemplo de esto, el modelo que se llama Giddy Up es un asiento que lleva la forma de un pony, en el que los niños pueden sentarse, montarse, jugar a que son vaqueros, tomarlos como una mascota, abrazarlos, dormir su siesta y pasarla a lo grande.

La Pony Chair, silla para niños es una nueva versión de la original, una silla creada en la década del setenta gracias a la inventiva de Eero Aanrio, un complemento ideal para el cuarto de los más pequeños, o inclusive en la sala de estar, ya que además de funcional tiene un diseño sumamente llamativo, que también es decorativo.

La Pony Chair, silla para niños viene en cinco colores: turquesa, verde, naranja, magenta y rosa claro, variedades pensadas para que el niño pueda elegir, o para que los padres puedan combinarla con la decoración y los colores del hogar.

Los muebles para niños son una moda que evidentemente viene desde hace tiempo, son complementos que ayudan a su proceso de desarrollo, porque le dan sentimientos de pertenencia, de utilidad, y en el caso de este en particular, estimulan su imaginación, ya que bien puede ser un excelente compañero de juegos.

Vía |  Decoesfera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...