Plasmacar

a hace algunos meses que os hablamos del Plasmacar, un revolucionario vehículo de juguete con el que los niños se entretendrán y divertirán. Plasmacar tiene la particularidad de no funcionar con pilas ni baterías, tampoco funciona a pedales, basta un simple balanceo con el volante para que el vehículo de juguete se ponga en marcha con total facilidad.

Plasmacar es un coche de juguete concebido para niños, aunque como podéis ver en el vídeo, lo pueden conducir las personas adultas siempre que no superen los 110 kilos de peso, lo que muestra la gran resistencia del producto. La estructura está fabricada en plástico ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno), se trata de un plástico muy resistente que suele utilizarse habitualmente en la automoción.

Plasmacar cuenta con seis ruedas superdeslizantes, las traseras son fijas y las delanteras giratorias, como podéis ver el diseño nos recuerda a un combinado entre los patinetes y los tradicionales coches de pedales. El juguete con ruedas tiene un asiento amplio y cómodo, y unos reposapiés antideslizantes, se ofrece en una gran variedad de colores, violeta, rosa, verde, azul, amarillo, etc.

Hay que decir que el vehículo es capaz de desarrollar una velocidad de 2’8 metros por segundo, por lo que los niños van a poder disfrutar de la sensación de velocidad, aunque esta dependerá de la edad del niño y de su destreza con el volante, Plasmacar está concebido para niños de entre tres y once años de edad.

Plasmacar fue inventado hace 5 años en Canadá, su aparición en el mercado logró sorprender a la industria juguetera y obtuvo el premio al juguete más innovador en la feria del juguete del país, poco a poco se ha ido internacionalizando y actualmente podemos encontrar el vehículo en muchos países del mundo. Para quien es amante de los tradicionales coches de pedales recomendamos la firma de Juguetes Berg, un especialista en juguetes de exterior, carritos, patines y todos aquellos juguetes que puedan fomentar la actividad física, la autonomía y el disfrute de nuevas aventuras.

Basta la energía de los niños, la inercia, la fuerza centrífuga, la fricción y la gravedad para lograr que Plasmacar circule con suma facilidad, el único requisito es que se debe utilizar en una superficie plana y lisa. Plasmacar es ahora más barato, puedes adquirirlo a través de este enlace por un precio de 59’95 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...