Plan de Prevención de los Efectos de las Altas Temperaturas

Combatir el calor

El Ministerio de Sanidad y Consumo ya ha puesto en marcha el Plan de Prevención de los Efectos de las Altas Temperaturas, un plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud. La finalidad es informar a la población sobre cómo protegerse de los problemas de salud que pueden ocasionar las altas temperaturas que ya hemos empezado a sufrir y que se potenciarán durante el verano, y sobre todo, atender la necesidades de protección de las personas de más riesgo, los mayores y los niños.

En el Plan de Prevención de los Efectos de las Altas Temperaturas se establecen unos parámetros que ayudarán a reducir los efectos causados por el exceso de calor, que pueden llegar a provocar alteraciones en las funciones vitales si el organismo no es capaz de regular la temperatura corporal. Como todos sabemos, el exceso de calor provoca mayor pérdida de agua, y si no se aumenta la ingesta de líquidos, repercutiría en el funcionamiento de los distintos órganos del cuerpo. Los golpes de calor, las insolaciones, la deshidratación, etc., provocan además un envejecimiento fisiológico prematuro que a su vez hace que aumente el riesgo de sufrir distintas enfermedades.

Los niños son muy susceptibles a los cambios bruscos de temperatura, su temperatura corporal sube más rápido que la de los adultos, y no tienen la misma facilidad de regularla a través de la sudoración. El Plan de Prevención de los Efectos de las Altas Temperaturas contempla, entre otras cosas, la información anticipada a la población sobre la predicción de las temperaturas, y consejos y medidas prácticas para afrontar los meses de calor sin que repercuta en la salud.

Cada comunidad autónoma está implicada en este plan y debe proporcionar a la población la información necesaria, muchas veces en forma de folletos divulgativos que se entregan en centros de salud, farmacias, asociaciones deportivas, etc.

A través de este enlace podéis descargar el folleto informativo del MSC (Pdf), en el que además de conocer los problemas de salud que pueden ocasionar las altas temperaturas, siendo los niños menores de cuatro años los más sensibles, las medidas que debemos adquirir, véase una correcta hidratación, es decir, beber frecuentemente agua o líquidos sin esperar a que aparezca la sed, refrescarse o mojarse en momentos de mucho calor, disfrutar de comidas ligeras y ricas en agua y sales minerales, ya que estas se pierden con la sudoración, buscar la sombra siempre que sea posible, vestirse con prendas ligeras, usar protección solar y gafas de sol con filtros ultravioleta, reducir la actividad física intensa en las horas de máximo calor… Algunos de estos consejos ya os los proporcionamos en Los niños y el calor.

Como reza el logo de esta campaña, ‘Combatir el calor está en tus manos’ y evidentemente, la protección de nuestros hijos también, toma medidas contra el calor.

Más información | MSC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...