Piscinas hinchables infantiles, riesgos

Baños infantiles

Un recurso que cada vez se utiliza más en los hogares son las piscinas hinchables infantiles, son fáciles de transportar, de hinchar y de llenar, suelen considerarse por los padres no peligrosas, dado que el nivel de agua es reducido y no cubren en absoluto a los niños. Sin embargo, no son tan inofensivas como parece y muchos niños se ahogan en ellas.

Según un estudio desarrollado por el Centro para Investigación y Política de Lesiones del Hospital Infantil Nacional de Ohio (Estados Unidos), cada cinco días muere en ese país un niño ahogado en las piscinas hinchables infantiles, suelen ser mayoritariamente niños menores de cinco años y el ahogamiento se produce habitualmente en el patio o el jardín del hogar.

Tamaño, practicidad, capacidad reducida de agua y buenos precios son aspectos que llaman la atención, los niños se van a poder dar un baño divertido y seguro en verano, al menos eso es lo que piensan algunos padres, pero los expertos aseguran que bastan un par de minutos y unos centímetros de agua para que irremediablemente un niño pueda sufrir un ahogamiento.

El primer planteamiento que los padres deben realizar es que una piscina sea del tipo que sea encierra riesgos y no hay que bajar en ningún momento la guardia para garantizar la seguridad, vigilar al niño durante su baño es una garantía que evitará un posible ahogamiento. En el estudio desarrollado, los investigadores analizaron todos los casos de muerte infantil por ahogamiento en menores de 12 años en el periodo 2001-2009, los resultados no dieron lugar a dudas, el 94% de los ahogamientos los sufrieron niños menores de 5 años y éstos se produjeron por pequeños descuidos.

En un 40% de los casos los niños estaban siendo vigilados por un adulto cuando se ahogaron, atender al teléfono, hablar con el vecino o realizar alguna tarea o actividad breve, son motivos que truncan la vigilancia pudiéndose producir el ahogamiento por inmersión del menor. La conclusión es evidente, no quitar el ojo de los niños mientras se bañan, especialmente si son pequeños, es la única garantía que reduce significativamente el riesgo de ahogo. Recomendamos leer el post Extremar las precauciones con los niños en las piscinas.

Otras medidas adicionales a tener en cuenta durante este verano son, evitar que los niños puedan acceder a las piscinas sin la presencia de un adulto, vaciar la piscina después de los baños puede ser una buena solución, si el niño en un descuido sale del hogar y se acerca a la piscina se la encontrará vacía y por tanto el riesgo de ahogo se elimina.

En el caso de ser piscinas infantiles hinchables más grandes que, aunque no cubren al menor si continen un volumen considerable de agua por superficie, será necesario instalar barreras que impidan el acceso de los niños, colocar escaleras portátiles o alarmas específicas son otras medidas a tener en cuenta. Clar,o que este tipo de accesorios tienen un coste más elevado y no suelen ser adquiridos por los padres, algo que los especialistas reclaman a los fabricantes para reducir el índice de ahogos infantiles.

Ya lo sabéis, las piscinas hinchables no son tan seguras o inocentes como puedan parecer, la supervisión sin distracción es una medida que los padres deben aplicar en el baño, se evitarán accidentes y consecuencias fatales.

No está de más dar un vistazo a los consejos que nos ofrece la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) en este artículo.

Foto | Carine Fel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...