Perros para apoyar emocionalmente a niños involucrados en procesos judiciales

En los juzgados de Madrid se ha puesto en marcha una iniciativa pionera en nuestro país, en cuatro juzgados se van a utilizar perros para apoyar emocionalmente a niños involucrados en procesos judiciales.

Hoy hemos conocido el desarrollo de un programa piloto de asistencia, en el que se utilizan perros para apoyar emocionalmente a los menores que están involucrados en procesos judiciales. La iniciativa es pionera y se va a poner en marcha en los Juzgados de Familia de Madrid, posteriormente, si los resultados son favorables, el programa se trasladará a otros órganos judiciales de la Comunidad.

El programa es pionero en nuestro país, pero no en otros países como por ejemplo Estados Unidos, desde el año 2003 se utilizan los perros para apoyar emocionalmente a niños involucrados en procesos judiciales con resultados muy satisfactorios. Los perros han sido especialmente entrenados para insuflar tranquilidad a los menores a la vez que facilitan que los profesionales (abogados, jueces, etc.) puedan realizar su trabajo. La iniciativa se ha presentado hoy en cuatro juzgados de Familia de Madrid, los perros asistirán a los niños en los lugares donde se realicen las entrevistas con el personal del juzgado, en una segunda fase se tiene previsto que los perros también puedan acceder a las salas donde se llevan a cabo los juicios.

En el vídeo podéis ver a Suri, un perro bien adiestrado que ayudará a que los niños puedan afrontar mejor las situaciones estresantes y se sientan mejor. Los trabajadores sociales explican que los niños tienen miedo y muchas dudas, no saben bien lo que es un juzgado y si sabrán responder correctamente a las preguntas que se les van a realizar. Podemos ver una simulación en la que un perro llamado Congo asiste a una niña apoyándose en su regazo mientras los trabajadores sociales hacen las preguntas, no hay duda de que la presencia del perro es como una terapia, tranquiliza y brinda confianza.

Sobre los animales hay que decir que se seleccionan siendo cachorros y son criados, socializados y adiestrados durante toda su vida a fin de que puedan ejercer correctamente su tarea, la de asistir a los menores en los juzgados para que la experiencia sea lo menos traumática posible. Según explican los expertos, los encuentros de este tipo con la presencia de animales facilita que los menores, además de estar más tranquilos, respondan a las preguntas de forma más colaborativa y describiendo con más exactitud los hechos traumáticos vividos, como por ejemplo haber sufrido maltrato, algún tipo de abuso o haber presenciado un delito.

Según algunos estudios estadounidenses, los menores que son asistidos en los juzgados por perros tienen una presión arterial más baja, menor frecuencia cardíaca y menor angustia. Otros estudios apuntan que se incrementa el nivel de oxitocina, hormona que provoca un aumento de la confianza y una reducción del miedo social, podéis conocer más detalles de esta hormona a través de este artículo de Wikipedia. Sin duda, es una iniciativa interesante que beneficiará a los menores que deben acudir a un juzgado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...