Pautas para elegir un juguete seguro

juguetes seguros

En el mercado actual destinado a los más pequeños de la familia, existe un sinfín de alternativas a la hora de comprar juguetes. Los hay de todas las formas, tamaños y colores. No obstante, antes de adquirir un artículo de juego para nuestros hijos es sumamente importante tener siempre presente una serie de factores relacionados con la seguridad.

A pesar de parecer inofensivos, muchos juguetes pueden llegar a representar un peligro para nuestros niños, bien por contener sustancias nocivas o por poseer una forma o un tamaño no recomendado para la edad de nuestro hijo, lo que puede provocar graves accidentes.

Para evitar inconvenientes en el momento en que nuestros niños utilizan sus juguetes, debemos realizar una correcta elección de los productos, teniendo en cuenta algunos puntos referentes a las normativas sobre esta clase de artículos.

Las normativas sobre juguetes

Con el fin de estandarizar la fabricación de juguetes y proveer un marco de seguridad para los niños, existen normativas que regulan los materiales y formas que deben poseer este tipo de productos.

Entre las normas vigentes, desde hace unos años se ha comenzado a imponer a los fabricantes la obligación de señalar la edad del niño al cual va dirigido el juguete, en un lugar visible de su caja o packaging.

Asimismo, las empresas deben citar los posibles peligros que pueda llegar a ocasionar la manipulación de los juguetes que comercializa, y la necesidad de la supervisión de un adulto al ser utilizado por el niño.

Por otra parte, el packaging que contiene el juguete puede también convertirse en un gran peligro para los niños, por lo cual se debe prevenir a los padres con el fin de que se entregue el juguete al pequeño sin el envoltorio, con el fin de evitar una posible asfixia.

Estas son sólo algunas de las normas que deben cumplir los fabricantes de juguetes para poder introducir sus productos en el mercado. En general, cuando alguna empresa no cumple con la normativa vigente, es sancionada, aunque lamentablemente algunos artículos que no poseen las características que marca la ley pueden llegar a filtrarse en el mercado.

Nuestra responsabilidad también influye

Como padres debemos siempre cuidar la salud de nuestros hijos. Es por ello, que al adquirir un nuevo juguete debemos leer cuidadosamente las instrucciones de usos y advertencias que aparecen impresas en las cajas o envoltorios de los productos.

Es recomendable examinar detenidamente la etiqueta del juguete, donde debe citarse el nombre, la marca registrada, la dirección del fabricante, el agente o importador dentro de la CE y las instrucciones de uso.

juguetes seguros

Otro punto fundamental es que el juguete contenga la marca CE, ya que es la garantía para la seguridad de nuestros hijos. Esta marca puede estar impresa en el embalaje, la etiqueta o bien en el folleto explicativo que incluya el producto.

Con respecto al juguete en sí, debemos analizar que el mismo sea seguro para nuestros niños, en base a una serie de característica que presente el artículo. Por ejemplo, debemos asegurarnos que no posea bordes cortantes, aristas o clavos.  Cuando se trata de juguetes desmontables, debemos comprobar que las piezas tengan el tamaño adecuado, para evitar riesgos de atragantamiento. Si vamos a adquirir un juguete con componentes eléctricos, debemos cerciorarnos que los circuitos se encuentren debidamente aislados para evitar descargas.

En base a estas pautas podremos elegir el juguete más seguro para nuestros hijos, teniendo siempre presente que lo mejor es acercarles productos educativos, que les permitan estimular sus habilidades y destrezas.

Vía | jugueteseguro.com
Fotos | Marujas Modernas, Events

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...