Panorama de la seguridad infantil en el automóvil 1990-2009

Seguridad vial infantil

La marca de automoción Ford, en colaboración con la compañía de seguros Mapfre, acaba de publicar un estudio titulado Panorama de la seguridad infantil en el automóvil 1990-2009. Como reza el estudio, Veinte años: mucho recorrido, mucho por recorrer, conclusión lógica teniendo en cuenta los resultados que, aunque muestran una mejora de la seguridad de los niños en el coche, los accidentes de tráfico siguen siendo la principal causa de muerte accidental o violenta en niños de 0 y 14 años de edad.

En el estudio Panorama de la seguridad infantil en el automóvil 1990-2009 podemos leer que en España, en el año 2009 murieron 60 niños consecuencia de los accidentes de tráfico, 489 niños resultaron heridos de gravedad y 4.722 tuvieron heridas leves. Parte de los heridos graves van a sufrir secuelas o serán discapacitados fruto de los accidentes, es evidente que la tarea prioritaria es mejorar la seguridad vial infantil. La información se ofrece año tras año, y se intenta concienciar a todos los padres conductores, a pesar de ello se siguen cometiendo imprudencias y se obvian los sistemas de seguridad como las sillas de retención infantil.

El estudio nos ofrece datos concretos, pero nos centraremos especialmente en la evolución de la seguridad de los niños en los coches durante los últimos 20 años. En 1990 el número de niños de 0 a 14 años muertos por accidente de coche se elevaba a 307, en el año 2009 como ya hemos dicho, la cifra fue de 60 muertos, es decir, una reducción del 80%. La reducción está sujeta a diferentes factores, mayor concienciación del uso de los sistemas de retención infantil, la mejora y endurecimiento de la legislación y aunque en el estudio no lo indique, podríamos decir que las nuevas tecnologías y medidas de seguridad de los coches también han influido.

Panorama de la seguridad infantil en el automóvil 1990-2009 pretende actuar a modo de mensaje esperanzador al constatar la reducción de niños fallecidos y heridos por accidentes de tráfico, pero puntualizando y remarcando de nuevo, que es necesario concienciar y utilizar los sistemas de seguridad vial infantil para conseguir que se sigan reduciendo las cifras. En el estudio podemos comprobar que la tasa se reduce cada año, 84 niños murieron en el 2008, 60 en el 2009 y ahora estamos a la espera de conocer los resultados del presente año.

La información es bastante completa y está segmentada por diferentes parámetros, accidentes en zonas urbanas y fuera de ellas, tipos de vehículo de mayor riesgo, diferentes causas de la reducción de muertos, heridos, posición que ocupaban en el interior del vehículo, cuáles son los factores clave para la seguridad de los niños en los coches, las mejoras experimentadas en la legislación durante los últimos 20 años, la evolución del uso de los sistemas de retención y diversas estadísticas que configuran una valiosa información para desarrollar estrategias que logren reducir a la mínima expresión posible el número de muertes o heridos en accidentes de tráfico.

A continuación os transcribimos la conclusión final del estudio Panorama de la seguridad infantil en el automóvil 1990-2009 titulado, El camino que queda por delante:

En las últimas dos décadas, la mejora de la seguridad vial infantil, en general, y de la seguridad vial infantil en el automóvil, en particular, es impresionante. El número de niños fallecidos o heridos graves en accidentes de circulación se ha reducido en aproximadamente un 80%. Dicho de otro modo: por cada cinco niños de 0 a 14 años que perdían su vida en siniestros de tráfico en España en 1990, hoy pierde la vida únicamente uno.

Pero, ¿resulta adecuado el término “únicamente” en este caso? ¿realmente puede decir “únicamente” un padre o una madre al referirse a lo más importante que puede haber en su vida: su hijo o hija?

En España y en el año 2009 murieron en accidentes de tráfico un total de 60 niños, más de la mitad de ellos cuando viajaban como ocupantes de automóviles de turismo o furgonetas. Por otro lado, los siniestros de circulación aún suponen la principal causa externa de muerte en la infancia, por delante de otros accidentes como caídas, ahogamientos…

Los asientos y sillas infantiles, junto con los cinturones de seguridad en el caso de los niños mayores, constituyen la medida más efectiva de seguridad vial infantil. Su efectividad a la hora de prevenir lesiones mortales o graves se sitúa entre el 50 y el 80%. Aunque en la actualidad casi el 90% de los niños utilizan bien asientos infantiles o bien cinturones de seguridad, la realidad es que cerca de la mitad (entre el 40 y el 60 por ciento, según diversos estudios) de los niños fallecidos en España en automóviles o furgonetas viajan aún sin ningún tipo de protección.

El objetivo común no puede ser otro que cero niños fallecidos en accidentes de circulación. Hasta entonces, quedará mucho camino por recorrer.”

A través de este enlace podrás acceder al estudio completo.

Foto | Ernst Vikne

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...