Orzuelo

Infección de los ojos

Un orzuelo es una inflamación que afecta con mucha frecuencia a los niños, se produce por una infección bacteriana, concretamente de una especie llamada Staphylococcus aureus. Esta infección afecta a las glándulas sebáceas del párpado, son las llamadas glándulas de Zeiss (cuando el orzuelo es externo) y Meibomio (cuando el orzuelo es interno).

El orzuelo es especialmente molesto y a veces puede resultar incluso muy doloroso, pudiendo provocar en el caso de ser externo, un enrojecimiento del párpado.

También suele ocasionar un lagrimeo y que quien lo sufre tenga cierta sensibilidad a la luz, pudiendo aparecer además un bulto de grasa o pus. Este bulto no es recomendable vaciarlo, ya que de este modo se puede provocar la extensión de la infección a la piel de alrededor, por lo que se debe dejar que drene solo.

El orzuelo es especialmente común en los niños porque suelen tener las manos sucias más a menudo por estar en contacto con juguetes y otros objetos que pueden tener bacterias, luego se llevan las manos a los ojos, a la boca…

El tratamiento que del orzuelo es la utilización de gasas calientes humedecidas con manzanilla durante 10 minutos, unas cuatro veces al día, igual que se trata la conjuntivitis. Normalmente los orzuelos duran una semana y acaban desapareciendo por sí solos, si no es así se debe acudir al especialista, para que recete algún antibiótico que remita la infección, y en consecuencia reduzca y elimine el orzuelo.

Para evitar este tipo de infecciones, es necesario enseñar a los niños unos adecuados hábitos de higiene, enseñándoles, entre otras cosas, la importancia de lavarse las manos.

Vía | Naturpeque
Foto | lepiaf.geo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...