Oído ceroso

Oído ceroso

Algunos niños tienen ataques repetidos de infección aguda del oído medio, generalmente causada por una infección de la nariz y de la garganta como un resfriado que se desplaza por la trompa de Eustaquio desde la parte posterior de la nariz hacia la cavidad del oído medio. Los ataques son más frecuentes en los niños a causa de sus cortas trompas de Eustaquio, que hacen más fácil que los microbios alcancen el oído medio.

Las infecciones reiteradas hacen que la trompa de Eustaquio se inflame y se bloquee por lo que un líquido pegajoso se recoge en el oído medio causando la dolencia conocida con el nombre de oído ceroso.

El síntomas más importante es la sordera en el oído afectado, rara vez es total, en la mayor parte de los casos los sonidos quedan atenuados o débiles, la causa el líquido pegajoso que impide que el tímpano y los huesos del oído medio vibren libremente. El niño también puede tener dolor de oído o sensación de plenitud en él, a veces causa problemas en la escuela o falta de atención de forma poco común debido a una sordera parcial producida por un oído ceroso.

El oído ceroso es un trastorno bastante común, aproximadamente un niño de cada cien lo padece, aunque es una dolencia muy rara en los adultos. Si la dolencia no se descubre o se trata después de varios meses, existe el peligro de que los huesos del oído medio queden soldados causando una sordera permanente. Si el niño está en una fase en que desarrolla el habla la sordera retrasará ese progreso y más tarde afectará a su comportamiento en la escuela, incluso cuando sólo es una leve otitis externa.

Para saber si un bebé oye bien su capacidad auditiva se comprueba a los tres meses haciendo ruidos fuertes cerca de él cuando llora, debe reaccionar dejando de llorar y enmudeciendo de momento. A los cuatro meses ha de volver la cabeza en el intento de localizar la fuente de sonido.

En caso de oído ceroso leve en que no existe mucho líquido y la pérdida de audición es mínima el médico recetara medicamentos que reducirán la hinchazón de la trompa de Eustaquio y permitirán que el líquido descienda del oído medio por el tubo hacia la nariz y garganta. En los casos más graves deberá acudir al hospital para que le retiren el líquido. Se está investigando para encontrar una vacuna contra la otitis infantil.

Foto| Raúl A.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...