Alerta: Obesidad infantil en vacaciones

obesidad-infantil-1

Con la llegada del verano y las vacaciones, gran cantidad de familias modifican sus hábitos diarios en diversos aspectos, entre los que se incluye la alimentación. Por lo general, al estar de vacaciones las personas suelen optar por alimentos rápidos y poco elaborados, y permitir a los niños un consumo inapropiado de comida basura.

Permitiendo el consumo de este tipo de alimentos, aunque sólo sea en la época vacacional, sin quererlo los padres están dando el puntapié inicial para que sus hijos puedan llegar a padecer de obesidad.

En base a esta problemática, los especialistas advierten a los padres sobre esta peligrosa tendencia, ya que diversos estudios han demostrado que los niños suelen engordar significativamente durante el verano y las vacaciones.

Cabe señalar que los nutricionistas aconsejan a los padres seguir muy de cerca la alimentación de sus hijos para evitar el sobrepeso durante la niñez, ya que por lo general suele ser el paso previo a la obesidad.

Pero no sólo influye el tipo de alimentos que suelen consumirse en verano, sino que además las familias tienden a modificar sus hábitos durante las vacaciones, cambiando los horarios de descanso, de comidas, e incluso en algunos casos no respetan las rutinas de alimentación diaria, eliminando el desayuno o la merienda.

Esto provoca graves complicaciones en la alimentación infantil, de acuerdo a la opinión de la doctora Marcela Leal, directora de la carrera de Licenciatura en Nutrición de la Universidad Maimónides, quien explicó:

“Generalmente se hacen comidas que el resto del año no, por ejemplo desayunos con facturas, se consume comida chatarra a lo largo del día, los horarios son más desorganizados, y en general la actividad puede ser muy sedentaria. Para que los niños no engorden deben consumir desayunos con lácteos descremados, frutas frescas, copos de cereal (no azucarados) con leche descremada. Durante el día, tomar helados de agua, licuados de frutas con poca azúcar. Además, en las comidas deben acompañar con ensaladas de verduras frescas los asados, agregar a la parrilla no solo carne sino también todo tipo de verduras como zapallo, berenjena, cebollas. Y en lo que respecta a la actividad física tienen que hacer caminatas y juegos al aire libre para realizar una actividad aeróbica”.

obesidad-infantil-2

Por otra parte, la especialista destacó que además de controlar la alimentación de los pequeños, es fundamental que los padres sirvan de ejemplo a sus hijos, con el fin de evitar que en su vida adulta sufran de obesidad.

Al respecto, la doctora Leal agregó:

“Un niño obeso tiene un 40% de probabilidades de ser un adulto obeso, y un adolescente obeso tiene un 80%. Con lo cual es fundamental la prevención”.

Por su parte, la nutricionista Liliana Trifone, coincidiendo con la opinión de la mayoría de los expertos de la salud, puntualizó:

“La obesidad es considerada la epidemia del Siglo XXI no sólo en adultos, sino en niños también. Por lo tanto, la tarea está en cómo debemos actuar en prevención primaria de la obesidad y el sobrepeso infantil”.

Vía | Diario Clarin
Foto | El Mundo, Notisalud

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...