Nuevo sistema para mejorar las adopciones españolas

Adopciones nacionales

El Senado de nuestro país ha aprobado un nuevo sistema para mejorar las adopciones españolas, es decir, agilizar los procedimientos reduciendo el actual tiempo de espera. Basta con saber que desde que se envía la solicitud al Servicio de Protección de Menores de una comunidad y hasta que finalmente se asigna una familia, el tiempo medio de espera es de unos siete años, sin duda, es para echarse las manos a la cabeza.

Estamos hablando de adopciones nacionales y no adopciones internacionales, en teoría deberían ser mucho más ágiles, pero hasta el momento las complicaciones eran demasiadas, de hecho, hace sólo unos años era más fácil adoptar un niño de China que del propio país. Por esta razón, y con el propósito de mejorar la legislación actual, el Senado ha aprobado un documento con conclusiones y 72 recomendaciones realizadas al Gobierno de España y a los gobiernos de las comunidades autónomas, documento que refleja un nuevo sistema para mejorar las adopciones españolas.

Se trata de un informe en el que se ha estado trabajando durante más de dos años para que las adopciones españolas no sean las más castigadas por la burocracia en España. Se han analizado todos los pasos que se realizan, algunos se han cuestionado severamente, como por ejemplo los procedimientos por los que se detectan problemas en las familias y cómo la administración se hace cargo del menor, terminando en un centro público o con una familia de acogida. Se apuesta directamente por la acogida de una familia evitando el ingreso en una institución, se indica que esta medida es más favorable para los niños y además resulta más económica.

Quizá este comentario sobra, hablar de cuestiones económicas y ahorro para el Gobierno sobre estas cuestiones da que pensar. En nuestro país hasta 40.000 menores se encuentran en situación de desamparo, son menores que se encuentran en instituciones y con familias de acogida y sólo un 10% son aptos para ser adoptados de forma permanente. Otro punto destacado es el numero de adopciones realizadas cada año, no superan las 900, además el tiempo de espera es similar al de las adopciones internacionales, algo que no tiene razón de ser.

Según nos explican en 20 Minutos, el proceso de adopción nacional es el siguiente:

“Las familias que desean adoptar a un menor español deben informarse y presentar la solicitud en su propia región. Automáticamente, pasarían a una lista de espera para su valoración.
Para valorar a las familias idóneas se hacen entrevistas, visitas domiciliarias y se presentan certificados. Durante este proceso se realizan entrevistas y visitas domiciliarias, entre otros trámites. Las autoridades son las que estudian los informes de cada familia y valoran si los solicitantes son idóneos para ejercer la adopción.

En caso positivo, a las familias se les asignaría un menor, entrando en una primera etapa denominada de acogimiento familiar preadoptivo. Este período de acogida oscila entre los seis meses y un año. Así comienza el procedimiento de integración del menor en una familia.

Posteriormente, se presenta al juez la propuesta de adopción por parte de la entidad pública que ha estado tutelando al menor. El juez, una vez valorado la documentación e informe del fiscal, dicta el auto de adopción y finalmente se realiza la inscripción en el Registro Civil para modificar los apellidos.”

Por cierto, será interesante retomar la lectura del post La adopción, nociones generales. Ahora es cuestión de conocer exactamente el texto aprobado por unanimidad por el Senado y los beneficios derivados de las conclusiones y recomendaciones realizadas. De momento podemos saber que los procedimientos mejorarán y se agilizarán las adopciones, eliminando además la opción del orfanato para los niños de hasta seis años de edad.

Foto | NiDerLander

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...