Nuevo estudio reafirma la importancia de la lactancia materna

Un nuevo estudio afirma que la lactancia materna baja el porcentaje de infecciones bacterianas en bebés prematuros de bajo peso al nacer.

Importancia de la lactancia materna

La lactancia materna es uno de los muchos beneficios que las mamás le pueden dar a sus pequeños nada más nacer. Todas sabemos que cuando un bebé nace prematuro, lo que más necesita son defensas, porque en mucho casos nacen con bajo peso y deben mantenerse en incubadora durante un tiempo hasta que se valen por sí mismos. Hoy he leído un articulo que me ha parecido interesante comentar en nuestro blog, porque se refiere a la importancia de la lactancia materna en los bebes prematuros que nacen, precisamente, con bajo peso.

Se trata de un estudio realizado a 430 parejas de mamás y sus bebés prematuros donde han constatado que las infecciones bacterianas bajan un 19% si estos bebés se alimentan de leche materna. El estudio se ha realizado en el Rush University Medical Center de la ciudad de Chicago. El estudio en sí, lo que demuestra es que estos bebés con un peso inferior a 1.500 gramos al nacer tienen menos infecciones si son alimentados con la leche de su mamá.  Además, también se han percatado de que en estos bebés que son alimentados exclusivamente con la leche materna durante las dos primeras semanas de vida se reduce el riesgo de padecer la ‘enterocolitis necrosante neonatal (ENN)’, una enfermedad frecuente en estos bebés.

Además de ayudarles a crecer con más salud, a crecer más fuertes y con menos infecciones, la leche materna puede ahorrar al sistema de salud un coste por niño de unos 23.000 euros, ya que implica un gasto más reducido de ocupación en las UVI pediátricas. Recordemos, además, que la Organización Mundial de la Salud recomienda la leche materna en los primeros meses de vida de forma exclusiva y de forma complementaria hasta los dos años de vida del pequeño. En otros artículos ya hacíamos referencia a más beneficios de la leche materna, como por ejemplo que es una protección contra la obesidad, puede reducir la hiperactividad infantil, puede ser una protección contra el cáncer en la mujer, etc.

Por lo tanto, como vemos, no hay mucha discusión a la hora de decidir el tipo de alimento que se le dará al bebé al nacer, siempre que sea posible y que la mamá no tenga problemas de salud que se lo impidan, claro está. Habrá quien piense que la lactancia materna no se puede realizar si el bebé está en incubadora o ha nacido muy pequeño y está débil, pero esto no es así. Existen métodos para facilitar la lactancia materna, como por ejemplo el método ‘mamá canguro’, que ha salvado muchas vidas de bebés que se han beneficiado del calor, el amor y la lactancia materna de su mamá.

Vía | elpais.com

Imagen | Pusteblumenland

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...