Normas de Apps infantiles de Apple

Apple integra nuevas normas para las Apps infantiles, normas cuya finalidad es la protección de los niños y la mayor tranquilidad de los padres.

Privacidad de las aplicaciones iOS

Kids Apps es una nueva sección lanzada por Apple donde se pueden encontrar todo tipo de aplicaciones orientadas al público infantil, al ser aplicaciones para niños menores de 13 años, Apple ha establecido nuevas normas para quienes se encargan de desarrollar este tipo de Apps, reglas que se deberían haber adoptado hace ya tiempo y más teniendo en cuenta que el volumen de negocio que genera este nicho es muy significativo.

Entre las nuevas normas de Apps infantiles de Apple, destacan la prohibición de publicidad conductual, la inclusión de la solicitud del permiso paterno para la compra o el acceso a enlaces externos, política de privacidad mucho más estricta, imposibilidad de que las aplicaciones muestren anuncios que inciten directa o indirectamente a un cambio de conducta en los niños, la diferenciación por categorías explicitas de las APPs, para niños de hasta 5 años de edad, de 6 a 8 años, de 9 a 11 años…

La compañía endurece las normas de las aplicaciones infantiles y esta decisión se adopta tras algunos hechos que hemos podido conocer hace algunos meses, recomendamos retomar la lectura del post Cuidado con las descargas que realizan los niños en APP Store, en él destacábamos el caso de un niño que gastó casi 2.000 euros en la descarga de un paquete de contenidos extra para un juego, aunque este es sólo un ejemplo, se han producido muchos más casos.

Las nuevas directrices de Apple cubren los siguientes puntos clave:

Las aplicaciones destinadas a niños menores de 13 años deben incluir una política de privacidad. En lo que respecta a publicidad, no se podrán mostrar anuncios basados en la actividad del usuario dentro de la aplicación, por otro lado los anuncios contextuales que se muestren en las aplicaciones deberán ser apropiados para los niños.

Las aplicaciones destinadas al público infantil menor de 13 años deberán obtener obligatoriamente el permiso paterno, además los padres deberán ser quienes realicen la compra del juego. Como decíamos anteriormente, es obligatorio definir el rango de edad de cada aplicación. Son reglas básicas que mejorarán la protección de los menores y evitarán problemas a las familias.

Como decíamos, teniendo en cuenta el enorme volumen de negocio que generan las aplicaciones para niños, este tipo de reglas deberían haberse puesto en marcha hace tiempo, pero más vale tarde que nunca. Al respecto, podéis conocer más detalles a través del artículo publicado en The Guardian.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...