No hay que poner a los niños en la silla de retención con un abrigo puesto

No hay que poner a los niños en la silla de retención con un abrigo puesto, es necesario que el niño se siente en la silla sin él y para evitar que pase frío ponérselo por encima como si fuera una manta. La razón, es que el abrigo aumenta en un 80% las posibilidades de que el niño salga despedido si se realiza una frenada brusca.

Seguridad infantil

Según un informe elaborado por el comparador de seguros de coche Acierto.com, casi tres de cada cinco padres ponen en peligro a sus hijos durante los trayectos en coche, a pesar de que están sentados en la silla de retención infantil. La razón es que los niños se sientan en la sillita con el abrigo puesto, algo que, según los expertos, incrementa hasta en un 80% las posibilidades de que el niño salga despedido si se realiza una frenada brusca.

Por tanto, es obvio pensar que no hay que poner a los niños en la silla de retención con un abrigo puesto, pero, ¿por qué ocurre esto?, los motivos son el ajuste del cinturón y lo voluminoso que sea el abrigo. La prenda puede generar un volumen falso en el tórax del niño, por lo que el cinturón no queda perfectamente ajustado, cuando se produce el frenazo, la prenda actúa como una superficie deslizante que facilita que el niño se deslice hacia adelante. La gravedad del riesgo varía dependiendo del tipo de abrigo, el mayor riesgo se asociaría a un anorak, que suele estar confeccionado con tejido impermeable y resbaladizo.

En el informe del comparador se destacan otras cuestiones que son preocupantes, a pesar de todas las campañas de sensibilización, de la información difundida, de las multas, etc., 1’2 millones de conductores no usan siempre la silla de retención infantil homologada y de ellos, un 27% reconoce no hacerlo nunca. Por otro lado, un 10% de los padres encuestados consideran que este sistema no protege adecuadamente a los niños, sería cuestión de que argumentaran las razones, porque existen infinidad de estudios que demuestran que las sillas de coche reducen hasta un 75% el riesgo de sufrir una lesión.

Otro error grave que se realiza con bebés es que viajen en el maxicosi más de una hora y media seguida en alguna que otra ocasión, algo que ocurre con tres de cada cinco bebés que viajan en coche. El informe apunta que un 20% de los bebés viaja durante el tiempo indicado de forma habitual.

Sillas de retención infantil

El problema es la postura que adoptan los niños en estos dispositivos, al estar durante mucho tiempo con la misma postura, se incrementa el riesgo de que sufran una bradicardia, por lo que los bebés reciben menos oxígeno debido a que sufren ataques de apnea. El capazo para el coche provoca que los bebés tiendan a flexionar el cuello colocándose en forma de “c”, cerrando la boca y dificultando la respiración.

Volviendo al tema del abrigo, algo que seguramente muchos padres desconocían, para evitar problemas se recomienda colocar el abrigo al niño por encima del cinturón, como si se tratase de una manta, no es excusa el tiempo que se pueda tardar en quitarle el abrigo antes de colocarlo en la silla, es un tiempo que merece la pena perder en beneficio de la seguridad de los más pequeños. En el informe se dan algunos consejos más para garantizar la seguridad de los pequeños en el coche, como revisar los arneses y los cinturones, asegurarse de que la silla es la adecuada para el niño, la instalación, etc., cuestiones que ya hemos tratado en otras ocasiones en el blog.

A través de la página oficial de Acierto.com podréis conocer más detalles del informe y de los consejos que proporciona.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...