No des la espalda a tu espalda

Prevención infantil del dolor de espalda

No des la espalda a tu espalda es el título de la nueva campaña de la Fundación Kovacs y la OMC (Organización Médica Colegial) con el propósito de concienciar y educar sobre la prevención del dolor de espalda en los más pequeños. En otras ocasiones ya hemos hablado sobre el peso de las mochilas escolares y qué valores máximos pueden llevar los niños.

En la campaña No des la espalda a tu espalda vuelven a darse los mismos datos que el año pasado, hasta un 50% de los niños menores de 15 años han sufrido algún tipo de dolor de espalada en alguna ocasión, además, a partir de los 15 años los dolores son similares a los que sufre un adulto. Con las niñas la estadística se dispara y la cifra se sitúa en un 70%, esto viene dado por las diferencias de constitución, pero a pesar de ello, tanto a niñas como a niños se les recomienda no sobrepasar el mismo límite de mismo peso.

Las mochilas escolares sobrecargadas, las malas posturas o la falta de actividad física, son algunos de los problemas que pueden terminar derivando en el padecimiento crónico del dolor de espalda, evitarlo es sencillo, basta con seguir los consejos que nos proporcionan los especialistas, tanto de forma particular como en la mencionada campaña.

En la mochila sólo hay que llevar el material escolar necesario para el día y siempre que el peso no exceda de un 10% del peso total del niño. Un niño de 30 kilos de peso debería portar 3 kilos como máximo en su mochila. Son recomendables las mochilas con ruedas, si se utilizan mochilas de espalda es preferible que sean mochilas de tiras anchas y que se coloquen bien pegadas al cuerpo y situadas en la parte lumbar.

Para prevenir el dolor de espalda el ejercicio físico es un buen tratamiento, correr, nadar, ir en bicicleta…, como dicen los especialistas, vale cualquier ejercicio físico antes que el sedentarismo. El ejercicio físico fortalece el organismo y la musculatura, además es un medio efectivo para prevenir el sobrepeso y la obesidad.

Muchos de los dolores de espalda que se sufren son consecuencia de las malas posturas adoptadas y las horas que se permanece sentado, por eso, cuanto más mayores son los niños, más riesgos de sufrir dolor de espalda, entre otras cosas, por tener que pasar más horas estudiando. Al utilizar el ordenador es necesario situar la pantalla frente a los ojos y no levantar los hombros para poder teclear, es necesario que las rodillas estén al mismo nivel de las caderas y los pies en el suelo, algo que muchos niños no hacen, adoptando curiosas posturas que son totalmente contraproducentes.

Las posturas incorrectas al sentarse propician la aparición del dolor porque sobrecargan la musculatura de la zona, es necesario enseñar a los niños los hábitos saludables o la higiene postural que puede cuidar la espalda, desde sentarse bien, pegando la espalda al respaldo, hasta agacharse flexionando las rodillas en lugar de curvar la espalda.

Si queremos que los niños no sufran dolor de espalda crónico en el futuro, será muy interesante prestar atención a los consejos facilitados en la campaña No des la espalda a tu espalda y comenzar a educar a los niños para que disfruten de una optima salud física. Por cierto, será interesante dar un vistazo a la nueva gama de mochilas escolares que avisan si se sobrecargan.

Vía | 20 Minutos
Más información | Espalda.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...