No confundir travesuras con trastornos infantiles

Niños traviesos

Según el catedrático de la UNIA (Universidad Internacional de Andalucía) y especialista en Psicología Clínica, Carlos María Gómez, es necesario no confundir travesuras con trastornos infantiles, al parecer, algunos padres magnifican el grado de las travesuras infantiles y los atribuyen a algún tipo de trastorno psíquico que necesita medicación. En este sentido, el juicio y la valoración de un especialista es la respuesta más adecuada para poder discernir entre un trastorno psíquico o una travesura infantil.

Como sabemos, las travesuras infantiles son propias y habituales en los niños, prácticamente todos los adultos recuerdan alguna travesura realizada en sus años de infancia, recordemos que son parte de la evolución de la conducta infantil, por lo que casi se podría decir que son necesarias. Claro que algunas travesuras pueden considerarse extremas y hacer pensar a los padres que los niños sufren algún tipo de desequilibrio o problema, discernir entre los distintos tipos de travesuras infantiles y saber si son realmente travesuras, se puede convertir en una tarea complicada que puede hacer confundir travesuras con trastornos infantiles.

Por ello es el especialista la persona más indicada para considerar si las travesuras son en realidad la expresión de patologías como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Carlos María Gómez indica que no todos los niños maduran de la misma forma y para que se pueda determinar que existe algún tipo de trastorno, se debe diagnosticar y determinar la intensidad y la duración de los síntomas que sufren los niños.

A través de 20 Minutos podemos saber que el especialista comenta que antaño era habitual que mediante un test estandarizado se concluyera si el niño sufría o no un trastorno psíquico, hoy en día el diagnóstico es mucho más complejo y exhaustivo, se utilizan técnicas más certeras a la hora de realizar una evaluación, técnicas que se basan en parámetros biológicos complementarios a los conductuales, de este modo se puede discernir con más claridad una travesura infantil, sea cual sea su grado de intensidad.

Algo que declara Carlos María Gómez y que es una gran verdad, es la necesidad de que las administraciones inviertan más en el tratamiento de trastornos infantiles, aunque esto puede ser complicado, recordemos lo que ha costado que la especialidad de psiquiatría infantil y juvenil se creara, han sido muchos años de reivindicación para ello. Ahora, el siguiente paso es mejorar la calidad sanitaria infantil en lo que respecta a tratamientos de los trastornos, el experto indica que si se dedicasen más recursos al tratamiento de determinadas patologías a edades más tempranas a la larga se ahorraría mucho dinero, tiempo y esfuerzo, se podría decir que el árbol que tiene delante la administración, no le deja ver el bosque que está detrás.

Estas y otras informaciones se han ofrecido por el especialista en un ciclo de ponencias dentro de los cursos de verano de la mencionada universidad, bajo el título Actualización en trastornos del desarrollo infantil. Una aproximación psicobiológica, seguro que a más de un lector le hubiera encantado asistir.

Foto | Popofatticus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...