Niños y mascotas: Una relación con beneficios (II)

Beneficios de las mascotas

Ya hemos mencionado que la adopción de una mascota es un paso verdaderamente importante para los niños, ya que el hecho de convivir con una mascota es una relación con beneficios, en la que los más pequeños aprenden a incorporar valores fundamentales de la vida, que repercuten en su desarrollo intelectual y sociabilidad.

Las ventajas que implica el hecho de que nuestros hijos compartan experiencias con un animal de compañía, nos brindan el marco adecuado para inculcar una serie de valores en los niños, como así también nos ayudará a la enseñanza de normas sociales, límites, responsabilidad, y por supuesto el respeto a la vida y a los demás.

Sin embargo, esos no son los únicos beneficios que puede proveerles a los niños el convivir con una mascota, ya que también experimentan aspectos positivos relacionados con otros tipos de ámbitos. A continuación, te acercamos algunos de los beneficios más importantes que una mascota provee a un niño:

  • Mejora la autoestima y la autoconfianza del niño, gracias al desarrollo de sentimientos positivos hacia el animal.
  • Desarrolla relaciones de confianza con otras personas, gracias a las relaciones positivas con las mascotas.
  • La relación con la mascota contribuye a desarrollar la comunicación no verbal, la compasión y la empatía.
  • Las mascotas le acercan al niño lecciones acerca de distintos aspectos de la vida, tales como la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y el duelo.
  • Ayudan al niño a desarrollar un comportamiento responsable.
  • Brindan un enlace con la naturaleza.
  • El niño aprende mediante su relación con la mascota a tener respeto hacia otros seres vivos.
  • El contacto físico con la mascota, le permite al niño vivir experiencias táctiles, aportándole seguridad en sí mismo y en las relaciones con su entorno.
  • Las mascotas desarrollan en los niños la sensación de ser siempre aceptados y queridos.
  • Las mascotas mejoran el humor, ya que son una verdadera fuente de alegría y diversión.
  • Ayudan a estimular el contacto social.
  • Colaboran en el aspecto físico, ya que el niño que tiene una mascota puede correr, caminar y ejercitarse junto a ella de forma diaria.
  • La interacción entre animales de compañía y niños favorece el desarrollo cognitivo, socioemocional y físico de los más pequeños.

Cabe destacar que además de estos importantes beneficios, se ha demostrado después de varias investigaciones que los niños que conviven con mascotas desde pequeños refuerzan su sistema inmunológico, evitando de esta manera la aparición de alergias, tales como asma y rinitis. De acuerdo con los resultados de una reciente investigación publicada por el Journal of the American Medical Association, se ha llegado a la conclusión de que los niños que conviven desde pequeños con perros o gatos presentan un 50% menos de probabilidades de desarrollar alergias, que aquellos que no tienen ninguna mascota en el hogar.

Vía | Conciencia Animal, Mascotas.org, Nosotras

Foto | Andrew Stawarz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...