Niños y adolescentes, víctimas de la ansiedad

La actualidad nos demuestra que son cada vez más los individuos que conviven con trastornos y todo tipo de problemas emocionales, como por ejemplo la ansiedad que se ha vuelto causa común no solamente entre los adultos, sino sobre todo entre los niños y los adolescentes, que son en buena proporción quienes se ven más afectados por este problema.

Expertos en salud han determinado que este tipo de trastornos tiene una incidencia ligeramente mayor entre las mujeres, ya que hay una proporción de dos a uno en comparación a los casos de los varones, siendo un problema del que todavía se desconoce el origen. Los niños y los adolescentes son sumamente vulnerables a sufrir este tipo de problemas emocionales, ya que se desatan en muchos casos por miedos y angustias relacionados al crecimiento, a la presión de sus afectos o el temor a los fracasos escolares.

Se trata de una edad clave que los pone en riesgo ya que la ansiedad también puede estar vinculada a cambios drásticos que muchas veces tienen lugar en la vida de los niños, como el nacimiento de un nuevo hermano, la separación y divorcio de sus padres, las mudanzas de casa o de ciudad, como de escuela, entre otras cuestiones, todas circunstancias que para ellos son muy difíciles de manejar.

El especialista Horacio García Rábago ha explicado que las personas con desventajas sociales o educativas son más vulnerables, así como aquellos que tengan familiares que ya padezcan la enfermedad ya que son más propensas a desarrollarla también. Los niños que tengan algunos cuadros de enfermedad previos como el hipertiroidismo y el prolapso de la válvula mitral, son también más propensos a sufrir ansiedad, y agrega:

“Sin olvidar que algunos medicamentos para bajar de peso, o tratamientos farmacológicos contra enfermedades cardiacas y estimulantes del sistema nervioso central, pueden también coadyuvar en la aparición de esta afección”.

Para los niños y los adolescentes pasar por un trastorno de ansiedad puede ser determinante en el desarrollo de su personalidad, entre los síntomas comunes destacan los ataques de pánico, las fobias y temores, además del miedo y la sensación de muerte inminente con posible pérdida de la razón. Es fundamental que cualquier afectado por este tipo de problemas sea sometido a un tratamiento adecuado sin pérdida de tiempo.

Vía | Azteca Noticias
Foto | rosemilkinabottle

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...