Niños vegetarianos

niños vegetarianos

Son muchas las personas que se decantan a lo largo de su vida por elegir una dieta vegetariana. Obviamente, aquellos que deciden ser padres inculcan y educan a sus hijos en esos valores, convirtiéndoles también a este tipo de alimentación y, en general, a esa forma de vivir.

Pero es muy diferente la alimentación que necesita un niño a la que soporta un adulto, por este motivo los expertos en el tema advierten que si quieren que sus hijos sean vegetarianos han de aplicarles una dieta equilibrada y lo menos restrictiva posible.

Para que la dieta vegetariana de un niño sea adecuada y cuente con todos los nutrientes necesarios, es preciso mantener una serie de cuidados, que se concretan en que las comidas principales (desayuno, comida y cena) deben proveer de energía, proteínas, vitaminas y minerales, en cantidades suficientes para el pequeño.

Alimentos indispensables en niños

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía de los niños. Los alimentos en los que se pueden encontrar son los cereales y derivados de estos, como los tubérculos, las legumbres, el aceite de oliva y las semillas.  También se hallan en los frutos secos y algunos dulces. Además, también se pueden localizar en la leche y sus derivados (yogures, quesos), huevos y por supuesto en las frutas, verduras, y hortalizas. Combinar algunos de esos alimentos puede proporcionar una mayor carga proteínica, que resultará sin duda mucho más completa.

Las exigencias nutricionales de un niño muy pequeño son mucho más mayores que las de un adulto, ya que se trata de esa alimentación contribuya a que su desarrollo sea completo. Aunque su estómago sea más pequeñito, los alimentos tendrán que abastecerle de calorías y nutrientes suficientes en un menor volumen.

No se puede abusar de los alimentos ricos en fibra, para evitar que haya demasiada filtración de los nutrientes y esto llegue a provocarles diarreas.

Cuidado con el calcio y el hierro en niños vegetarianos

Los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales y Omega 3, también tienen una gran importancia, y se encuentran presentes en los frutos secos y en los aceites de semillas.

El calcio resulta primordial para el crecimiento del niño y, en el caso de las dietas vegetarianas, será absorbido gracias al consumo de leche y derivados. El calcio es importante, pero no podemos olvidar la presencia del hierro en una dieta vegetariana que incluya  huevos, cereales o legumbres. De este modo, el pequeño no tiene por qué tener ninguna carencia.

La leche materna es siempre la fuente más sólida de nutrición para el bebé. La introducción de otros alimentos debe comenzar alrededor de los 3 meses de edad, de acuerdo el desarrollo y necesidades nutricionales y minerales del niño.

Vía | www.enciclopediasalud.com
Foto | Monkey Business

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...