Niños constipados

Cuando los niños dejan los pañales entre los 2 y los 3 años de edad y deben comenzar a tener un control sobre sus propios esfínteres puede darse la posibilidad de que algunos entren en lo que se conoce como un período retentivo, es decir, comienzan a retener sus necesidades y se constipan.

Que el niño se constipe es algo que preocupará a sus padres y comenzarán a darle gran interés al asunto, insistiendo en que vayan al baño y generando sin darse cuenta una fuerte tensión entre el pequeño y el asunto, cosa que produce estrés y que en la mayoría de los casos hace los períodos de constipación inclusive más largos.

Un niño constipado tiende a tener ciertas conductas de incomodidad, se manifiestan introvertidos, tímidos, muy poco sociables, por lo que solucionar el problema a conciencia es algo que mejorará mucho su calidad de vida en general, pero cuidando siempre que en el proceso el niño no se angustie ni sufra, ya que por ejemplo muchos padres les brindan laxantes, les colocan supositorios, les hacen enemas o recurren a premios o castigos en torno al hecho de defecar, convirtiendo todo en algo que les genera mucha ansiedad.

Lo mejor en éstos casos es informarse sobre los riesgos venideros por la retención de la materia fecal, y armar junto con el pediatra un plan de rutinas sanas y alimenticias que le permitan al niño evacuar de forma simple y natural, ya que en todos los casos es necesario seguir un patrón dietario adecuado a cada niño.

Es necesario en todos los casos prestarle atención al problema pero no enterar al niño de ésto, los padres deben actuar de forma relajada, conversando con el pequeño y brindándole el apoyo necesario para que las rutinas de evacuación diarias sean algo normal y respetado para su bienestar.

Vía | Crece bebé
Foto | Edukame

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...