Niños con Déficit de atención

Niños con Déficit de atención

El trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad es un trastorno de origen neurobiológico que tiene su inicio en la infancia, de no ser tratado puede ocasionar en el niño serios problemas en su desarrollo, especialmente en su rendimiento académico, en la adaptación social y en el ajuste emocional.

Los niños que padecen este trastorno no siempre son niños con déficit de atención con hiperactividad, aunque tanto los niños hiperactivos como los que no presentan tres síntomas principales; Dificultades en el control de la atención, hiperactividad e impulsividad.

Son niños distraídos y despistados a los que les cuesta mucho centrar la atención, que tienen un nivel de actividad motora superior al que les corresponde por edad cronológica y a los que les cuesta controlar sus conductas, emociones y pensamientos. No terminan sus deberes escolares, tienen dificultades para organizarse y cometen muchos errores, suelen hablar impulsivamente, contestan antes de terminar la pregunta y tienen problemas de comportamiento porque les cuesta mucho aceptar las normas. Todo esto aparece tanto en casa como en el colegio.

Dentro de los niños con Déficit de atención hay tres subtipos;

Tipo inatento, predominan los problemas atencionales

Tipo impulsivo-hiperactivo, predominan las conductas impulsivas y la hiperactividad

Tipo combinado, aparecen los tres síntomas con parecida representación

Una niña que está siempre en las nubes como un niño incapaz de parar un segundo podrían ser perfiles del mismo trastorno. Los niños con Déficit de atención suelen ser observados sobre los cinco o seis años debido a las dificultades académicas que provoca, mientras que muchos son etiquetados como vagos y malcriados o traviesos.

Si los niños con Déficit de atención no son tratados  pueden ocasionar una serie de efectos adversos como fracaso escolar, menor categoría profesional a la hora de iniciarse en el mundo laboral, mayor riesgo de sufrir accidentes, mayor posibilidad de consumir tóxicos… El tratamiento más eficaz es el combinado que consiste en tratamiento psicológico para resolver sus problemas de conducta, farmacológico para controlar sobre todo las conductas hiperactivas y psicopedagógico para mejorar su rendimiento académico.

Es importante comprender al niño y mantener una actitud positiva, mejorar su autoestima, creer en él, decirle lo especial que es, premiar sus acciones bien hechas de una forma positiva, ayudarle a seguir las normas correctamente simplificándolas, pedirle todo paso a paso, enseñarle a ser organizado, utilizando listas y manteniendo rutinas y horarios estables, motivarle a aprender, intentar que sea sociable juntándole en actividades en grupos con otros niños, intentar evitar situaciones que impliquen competitividad, nunca ridiculizarle si hace algo mal o trae malos resultados académicos, no hay que culparle de los problemas familiares, tener sobre todo mucha paciencia con el pequeño y mostrarle mucho cariño.

Para saber más sobre los niños con Déficit de atención podemos remitirnos a la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de atención e Hiperactividad.

Vía| revista Consum
Foto| Deanna Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...