Miedo a las muñecas o pediofobia

Pediofobia

Hay fobias infantiles que pueden sorprendernos pero que existen, como el miedo a las muñecas o pediofobia. Los papás podemos descubrir este temor en nuestros pequeños fácilmente, se reacción es muy expresiva, se ponen nerviosos y les invade un llanto desconsolador.

Es bastante común que los niños pequeños se asusten al ver a sus personajes favoritos como Mickey Mouse, Los Lunnis, Pocoyó, los Teletubbies, los Payasos, etc., a un tamaño real, es decir, los muñecos con los que se disfrazan adultos para amenizar eventos, fiestas infantiles o cabalgatas.

Se puede considerar normal que tu hijo tenga miedo a un personaje que tras verlo a un tamaño reducido y con cierta distancia, como puede ser verlo a través de la televisión o de los cuentos infantiles, lo tenga de repente ante sí con un tamaño mucho mayor, más grande que sus papás incluso, y que se acerca con muchos movimientos que aunque evocan simpatía, el pequeño puede considerar bruscos.

No son tantos los casos, pero también se puede dar el miedo a las muñecas o pediofobia ante las pequeñas muñecas de juguete que están hechas a su medida y para su disfrute, pues aunque puedan parecernos muñecas normales, para los niños pueden tener una expresión que le cause pavor con sólo verlas. También las que emiten sonidos que no se esperan pueden causar una primera impresión de sorpresa que no les agrada y no quieren volver a tocarla.

No debemos preocuparnos ante el temor de nuestros hijos a los muñecos, estos miedos son el reflejo de una ligera inmadurez emocional. Forzar al pequeño a que se enfrente a estos temores no ayudará, es mejor dejar pasar el tiempo y afrontar con naturalidad nuevos encuentros involuntarios con los muñecos, el miedo o la pediofobia desaparecerá.

Foto | Irochka

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...