Mi nombre es Kimbo

Mi nombre es Kimbo es una campaña de UNICEF a la que se ha adherido el canal de televisión La Sexta. Los presentadores aparecen con un cartel con la palabra Kimbo, un nombre africano. En el vídeo se ofrece la siguiente introducción, “Te voy a contar una leyenda africana. Había dos niños que eran amigos inseparables. Un día, uno de ellos se puso muy enfermo. Entonces, su amigo le dijo: Cambiemos nuestros nombres. Así cuando el destino venga a buscarte, no te encontrará”.

Con Mi nombre es Kimbo se pretende concienciar a la sociedad española sobre los problemas que afectan a los niños de los países más desfavorecidos, los personajes famosos de la pequeña pantalla muestran su adhesión a la campaña e indican que han hecho lo mismo que los niños de la leyenda, intercambiar nombres para evitar el trágico destino al que se enfrentan, Andreu Buenafuente lo dice claramente, “me he unido a la lucha contra la mortalidad infantil”.

Varios presentadores y personas populares de La Sexta afirman, “Yo ya he cambiado mi nombre por el de Kimbo y me he unido a la lucha contra la mortalidad infantil, la voz en off nos dice “Tú también puedes cambiar la vida de miles de niños en todo el mundo”. Recordemos El Proyecto de Pau – Pau Gasol y UNICEF, el jugador de baloncesto es embajador de UNICEF en España y protagonista de Mi nombre es Kimbo, con esta campaña se intentará movilizar a la sociedad para que luchen por la supervivencia de los niños, hay que ponerse en el lugar de ellos para entender sus problemas, carencias, necesidades…

En fin, cada año se realizan campañas de todo tipo, contra la pobreza, la desnutrición, el maltrato, la explotación infantil laboral… pero las campañas no logran su cometido y la ayuda siempre es insuficiente, basta dar un vistazo a los informes de mortalidad infantil para darse cuenta de ello. Son los países poderosos (G8) y los Gobiernos de los países industrializados quienes deben actuar con mayor aplomo, sirve de poco una campaña si no cuenta con ese respaldo que por ahora suele ser insuficiente.

Pero es evidente que no nos podemos quedar cruzados de brazos esperando a que otros hagan algo, por ello, Mi nombre es Kimbo ¿y el tuyo?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...