Mi hijo tiene “mamitis”

Mi hijo tiene mamitis

Una cosa es segura, madre no hay más que una y nuestros hijos lo tienen claro. La tan conocida mamitis es una etapa que pasan todos los niños (tanto niños como niñas) en la que solo quieren estar con mamá, ya que solo es con ella con quién se sienten totalmente seguros.

Esta etapa no se puede confundir en ningún caso con el Complejo de Edipo, ya que no solo ocurre más adelante sino que eso es más a nivel sexual que de protección, como es el caso de la mamitis.

La mamitis es más intensa cuando los niños tienen aproximadamente 2 años, no es que rechacen a papá (ni mucho menos), pero ante situaciones en las que no se sienten seguros o al aparecer una persona desconocida, creen que mamá es la única que los protegerá. Y si no está mamá será papá al que querrán.

En esta etapa mamá es el punto de origen desde el que el niño se lanzará a explorar otras relaciones, confiar en otros… y esto se supera pasando tiempo con más personas sabiendo con seguridad que mamás estará ahí por si acaso, así, poco a poco, irá aumentando su autonomía e independencia.

A partir de los 10/12 meses los niños empiezan a ganar autonomía, empiezan a andar, pedir cosas, explorar el mundo que les rodea, pero siguen necesitando el cuidado de sus padres como cuando eran unos bebés. Al llegar a los 2 años aproximadamente, empiezan a relacionarse con los demás niños, hacer nuevas amistades, conocer gente nueva… y el apoyo de la madre les da seguridad.

Lo que más nos preocupa es cuando la mamitis se acentúa, algunos la llaman mamitis aguda o mamitis aguditis. Sueles pasar cuando el niño siente una repentina falta de atención, como la llegada de un hermanito, la incorporación de la madre a un nuevo puesto de trabajo, un divorcio, una mudanza o incluso una nueva niñera.

En esos casos la mamitis se vuelve extrema llegando incluso a agobiar a la madre, pero lo importante es tratarles con cariño, apoyarles, nunca forzarles a nada y cuando se calmen se relajarán. Es importante dejarles su espacio.

A esta edad el niño todavía no es consciente de que con su comportamiento deja un poco de lado a papá quién puede sufrir y/o sentirse castigado. Lo más recomendable es no darle importancia y actuar como si no pasara nada.

Más información | Ser Padres
Foto | maessive

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...