Mi hijo le habla a un amigo imaginario

Si tu hijo le habla a un amigo imaginario, no te preocupes pues es parte de su crecimiento. Si quieres saber algo más sobre los amigos imaginarios, el siguiente artículo te puede ayudar

Mi hijo le habla a un amigo imaginario

Si tu hijo le habla a los peluches, a las muñecas o a un amigo imaginario, tranquila porque es un proceso evolutivo que ayuda a enriquecer su imaginación y su contacto con los demás. Es normal que entre los dos y tres años, el niño cree un amigo imaginario para que le acompañe.Estos amigos imaginarios suelen ser hadas,superhéroes o duendes que han visto en la tele o han escuchado en algún cuento, o simplemente un amigo invisible con el que hablan, juegan o comparten sentimientos, pero siempre son conscientes de que su amigo no es real.

Con frecuencia, los amigos imaginarios los crean los hijos únicos o el primero de los hermanos para llenar ese vacío que tienen a la hora de jugar. Los amigos imaginarios le proporcionan compañía al niño pero también le sirve para liberarse de las tensiones y presiones del día a día tanto en el colegio como en la casa.

Los amigos imaginarios suelen aparecer a los dos o tres años y desaparecen normalmente entre los siete y los trece años, aunque existe un muy pequeño porcentaje de niños que mantienen el amigo imaginario en la edad adulta. En algunas ocasiones, el amigo imaginario puede crearse en la etapa de cambio de colegio cuando se empieza en el instituto o cuando se pasa del instituto a la universidad.

Aspectos positivos y negativos de un amigo imaginario

Positivos

  • Permite al pequeño incentivar su imaginación
  • Con el amigo imaginario comparte deseos, miedos, inquietudes  que le ayudan a madurar y a crecer emocionalmente
  • Le ayuda a liberar emociones
  • Refuerza su autoestima
  • Le da confianza porque se siente protegido por él
  • Le ayuda a desarrollar empatía hacia los demás
  • Mejora su creatividad

Negativos

  • Que el niño dependa totalmente de su amigo imaginario y esto le impida tener otro tipo de relaciones con otros niños de su edad
  • No tiene un rendimiento escolar adecuado porque se siente inmerso en el mundo de su amigo imaginario
  • Tiene comportamientos agresivos cuando le interrumpes su juego.

Cuando los juegos se convierten en pesadillas para el pequeño y no para de gritar y regañar al amigo imaginario, los padres deben averiguar lo que está ocurriendo y si la situación se repite, debe buscar ayuda profesional.

Es necesario que dejes a tu hijo expresarse sin juzgarlo para que no se cierre en si mismo. Los padres no deben reprimir la imaginación del niño, lo que deben hacer simplemente es seguirle el juego, porque en definitiva se trata de un juego de niños en el que no tienen cabida los adultos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...