México prohíbe la publicidad televisiva de comida rápida en horario infantil

Durante años se han solicitado medidas más contundentes para luchar contra el sobrepeso y la obesidad infantil en México, pues bien, desde hace unos días este país prohíbe la publicidad televisiva de comida rápida y alimentos que son pobres nutricionalmente en horario infantil.

Comida rápida en México

Podo a poco aumenta el número de países que ponen veto a los anuncios de comida rápida y alimentos ricos en grasas y azúcares en la televisión durante el horario infantil, es una iniciativa que forma parte de la estrategia de lucha y prevención del sobrepeso y la obesidad infantil. Recordemos que hace unos días hablábamos de la clara relación que existe entre las marcas de comida rápida y la obesidad, un estudio ponía al descubierto que los niños con un mayor Índice de Masa Corporal reconocían muy bien los logotipos e imágenes representativas de los establecimientos de comida rápida, incluso conocían los alimentos que ofrecían. Curiosamente, los niños que desconocían más las marcas y productos que ofrecen, sufrían un menor índice de sobrepeso y obesidad.

Desde hace unos días México prohíbe la publicidad televisiva de comida rápida en horario infantil, todos aquellos productos alimenticios que no cumplan con los criterios nutricionales saludables, no podrán anunciarse en televisión en un horario protegido de lunes a viernes, desde la 14:30 a las 19:30 horas, los fines de semana el horario se extiende y la prohibición estará vigente desde las 07:00 a las 19:30 horas. En estas franjas horarias sólo van a poder anunciarse aquellos alimentos que cumplan los criterios nutricionales dictados por la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios).

Este tipo de medias son coherentes, hay que tener en cuenta que según algunos estudios 7 de cada 10 mexicanos sufren sobrepeso y especialmente afecta a los niños. El Gobierno mexicano se ha propuesto evitar que siga aumentando el índice de sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas a estos problemas, como por ejemplo la diabetes. Hay que decir que mucho han tardado en reaccionar, desde hace años ya se denunciaba el problema y México se consideraba uno de los países del mundo con mayor tasa de obesidad infantil, pero más vale tarde que nunca.

Se pretende evitar que la televisión sea un medio para estimular y promocionar el consumo compulsivo de alimentos que tienen una calidad nutricional pobre, que no se enmarca en lo que se considera una dieta saludable. Paralelamente habría que tomar otras medidas, recordemos que una buena parte de los mexicanos tienen un poder adquisitivo limitado y los alimentos de comida rápida son los más asequibles por su bajo precio. Por tanto sería interesante subvencionar alimentos como las frutas y las verduras para que fueran más accesibles a la población, ya que de lo contrario, aunque no aparezcan los anuncios, se seguirá consumiendo comida rápida.

Volviendo a la prohibición, los niños mexicanos han llegado a ver hasta el momento unos 40.000 anuncios televisivos al año de alimento no saludables, fast food, golosinas, snacks, bollería, bebidas calóricas, etc., es un bombardeo publicitario a gran escala, se han emitido unos 109 anuncios diarios. Es de suponer que a esta iniciativa de prohibir los anuncios de alimentos poco saludables en la televisión, le sigan otras como parte de un plan estratégico en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad. Según leemos aquí, México es considerado el país con más habitantes que sufren obesidad y diabetes en América Latina, veremos si con esta estrategia se logra en los próximos años reducir la incidencia del sobrepeso y la obesidad. Podéis conocer más detalles de la prohibición a través de este artículo (Pdf) de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Foto | Marshall Astor – Food Fetishist

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...