Método de la mano para medir las raciones de comida de los niños

Existe un sistema que puede ser de ayuda para calcular las raciones de comida de los niños, es un sistema orientativo denominado método de la mano. Con la ayuda de la mano y los dedos se cuenta con una guía para tener una idea sobre la ración que se debe preparar de cada grupo de alimentos, verduras, proteínas, hidratos de carbono, etc.

raciones de comida para niños

El método de la mano fue creado hace más de 30 años en África por el doctor Kazzim G.D. Mawji, un médico especializado en diabetes que quería que la población aprendiera a alimentarse correctamente a fin de evitar esta enfermedad. El problema es que la población era mayoritariamente analfabeta, por lo que ideó un sistema fácil de recordar y utilizando una herramienta que siempre se lleva encima, la mano.

Lo que en un principio fue un sistema rudimentario y tosco para medir las raciones de comida, se convirtió en un sistema revolucionario que se dio a conocer en todo el mundo, gracias a que el buen doctor lo expuso durante la celebración en 1993 de la Global Medical Conference on Diabetes Education en Estados Unidos. Claro, que el sistema cuenta con limitaciones, sólo indica la cantidad de comida y no contempla que los alimentos no tienen el mismo valor calórico y nutricional, aun así, como orientación es efectivo. Básicamente el método de la mano pretende ayudar a tener sentido común en la alimentación.

Muchos padres no están seguros de si sus hijos han comido suficiente o si han comido demasiado, en ocasiones se guían por su criterio y calculando según lo que ellos comen, pero si están acostumbrados a comer raciones grandes, es probable que el niño también las acabe comiendo. Existen otros sistemas para aprender a estructurar las comidas principales, por ejemplo, el método del plato que recomiendan centros como la Fundación Alícia. Básicamente consiste en repartir diferentes grupos de alimentos en un plato, el 50% de su capacidad debe estar formado por verduras y hortalizas, el 30% por hidratos de carbono y el 20% por alimentos proteicos.

Pero de este método hablaremos con más detalle próximamente, ahora nos centraremos en el método de la mano para medir las raciones de comida de los niños. Como decíamos, se trata de un sistema-guía que puede ser de ayuda para tener una idea sobre la ración que se debe proporcionar sobre cada grupo de alimentos.

Lo que cabe en un cuenco formado con las dos manos juntas es la ración necesaria de verduras, sean crudas o cocidas. Con el espacio que ocupa un puño cerrado, se obtiene la ración de hidratos de carbono, por ejemplo, el arroz o la pasta, la medida de la palma de la mano sirve para calcular la cantidad de proteínas, pescado, huevos, carne… el grosor de la carne y el pescado se debe medir con el dedo meñique. Las legumbres también son proteínas pero para medir la ración se puede utilizar el mismo sistema con el que se calcula la cantidad de hidratos de carbono.

La longitud del dedo índice y corazón, servirá para determinar la longitud y grosor de un trozo de queso, para calcular la fruta se deberá colocar una mano abierta formando un cuenco. Para calcular las grasas, se utilizar prime tramo del dedo índice, tal y como podéis ver en el vídeo. La mano es también una ayuda para recordar que se deben tomar cinco comidas al día, y que como mínimo se han de tomar cinco raciones de frutas y verduras. Enseñar esto a los niños desde pequeñito es introducirlos en el camino de una dieta sana y equilibrada.

Foto | Nutri Nurse

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...