Mejora la memoria de tu hijo con estos 3 juegos

Mejorar la memoria de tu hijo con ejercicios diarios es tarea sencilla si lo ayudas con estas tres dinámicas que te enseñamos: encuentra la misma imagen, halla la diferencia y puzzles.

Mejora la memoria de tu hijo con estos 3 juegos

Desde su nacimiento nuestro más grande deseo es que el bebé sea lo más sano posible. Fuerte, grande, inteligente y con memoria de elefante. Sin embargo, esto no siempre ocurre, en especial el último aspecto. A pesar de que la memoria funcional del individuo es un elemento clave para aprender cosas nuevas.

Muchos chicos empiezan a sufrir desde pequeños problemas relacionados a la memoria funcional que los lleva a desarrollar déficit de atención. Adicionalmente, pueden generarse  dificultades de aprendizaje que afectan su paso por los centros educativos. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros como padres por ellos?

La verdad es que a nuestro alcance están muchas cosas y es importante apoyarnos en la tecnología para ello. En medio de una era tecnológica, que los chicos aparentan dominar mejor que los padres, debemos aprovechar la inclusión de esta herramienta a través de juegos o aplicaciones para mejorar su salud y mentes.

Qué es la memoria funcional

El captar las cosas rápidamente y tener un alto nivel cognitivo se ve influenciado por este tipo de memoria.

La memoria funcional es una de los elementos más importantes en el cerebro. Gracias a ella podemos aprender, retener y aplicar la nueva información que recibimos a diario. Adicionalmente, dicha información puede ser conectada con lo que ya la persona sabe, creando una red de conocimientos interesante.

Finalmente, estos conocimientos son los encargados de definir el modelo de mundo que se forma el niño. Ayuda a organizar ciertas secuencias de eventos, clasificar objetos, definir categorías y realizar asociaciones. Es la encargada de almacenar los aprendizajes y funciona tanto a largo como a corto plazo.

Fallas en la memoria funcional

Presentar algún problema en la memoria funcional desde una corta edad, puede causarle al niño problemas futuros y muchas inseguridades. Sobre todo, cuando este se encuentra en pleno proceso de aprendizaJE y asiste continuamente a la escuela.

Entre los problemas más frecuentes se encuentran:

  • Dificulta la capacidad de captar rápidamente la información nueva y poder usarla eficazmente en una situación. Genera especies de lagunas mentales que causan pequeños olvidos.
  • También complica la captación, internalización y seguimiento de instrucciones por parte del niño. Puede que al niño se le den varias tareas al mismo tiempo y este cumplirá solo algunas de ellas, dado que olvidará las otras.
  • Por último, puede ocurrir que el niño capte parte de la información, pero no de manera completa. Esto sin duda sigue dificultando su aplicación en algún campo específico.

Juegos infantiles que ayudan a combatir la mala memoria

Primero que nada es necesario aclarar que las lagunas mentales surgen por múltiples razones. Por ello es importantísimo descartar que se trata de alguna otra afección a través de una evaluación neurológica.

Una vez descubierto que verdaderamente se trata de un fallo en la memoria funcional los padres pueden aplicar estimuladores sencillos. En la escuela es válido aliarse con los profesores para crear técnicas que ayuden a recordar al niño sus tareas. Como copiar frases o conceptos importantes para que no se olviden, entre otras cosas.

Adicionalmente, en el hogar se pueden utilizar juegos tradicionales, fáciles y prácticos, que ahora son computarizados. Aún así funcionan para mantener entretenido al niño y mejoran su rendimiento general, dado a que ejercita la memoria.

A continuación conoce cuáles son estas 3  dinámicas:

Encuentra la imagen igual

Dicho juego es bastante popular y antiguo. Consiste en mirar varias imágenes juntas desordenadas por un corto período de tiempo y reconocer entre ellas dónde se encuentran sus pares. Posteriormente, las imágenes se voltean y el niño debe indicar dónde se encontraban los pares volteando una por una las cartas.

Mientras más aciertos tenga mayor es su puntuación.

Puzzles

Un excelente ejercicio para la concentración y la memoria. Ayuda a que el niño active o ejercite gran parte de sus conexiones cerebrales encontrando la pieza que encaje con la otra. Un juego popularmente conocido como rompecabezas y que dependiendo de su complejidad pueden pasar horas para lograr su completa resolución.

Al inicio el pequeño normalmente se expone a un conjunto de piezas desordenadas, la cantidad de piezas va a depender de la complejidad. Estas unidas forman una imagen final. La tarea del jugador es ordenarlas, unirlas e ir armando la imagen adecuada.

Encuentra la diferencia

Por último, tenemos un juego entretenido que pone en funcionamiento la observación y el análisis del niño. Esto ayudará a activar las distintas partes que conforman su cerebro, preparándolo para momentos más complejos.

El juego consiste en mirar dos imágenes idénticas la una a la otra y encontrar esos pequeños detalles en los que difieren. El niño deberá observar con detenimiento y determinar cuáles son las diferencias en el menor tiempo posible.

Incentiva a tus niños a practicar estos juegos y ejercitar su memoria de manera divertida trae beneficios a largo plazo que mejorarán su calidad de vida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...