Mayor riesgo de quemaduras en los bebés de un año de edad

Un estudio del Reino Unido determina que los niños de un año de edad son los que más riesgos corren de sufrir una quemadura. Las causas más comunes son, una plancha para alisar el pelo o un líquido caliente en un recipiente.

Accidentes domésticos

Investigadores de la Universidad de Cardiff (Reino Unido), han realizado un estudio en el que se determina que los bebés de un año de edad tienen hasta 10 veces más probabilidades de sufrir una quemadura que los niños que tienen más edad. Según la investigación, la principales causas de quemadura son las bebidas calientes y curiosamente, las pinzas o planchas que utilizan las mujeres para alisar el cabello.

En el estudio se analizaron los datos de 1.215 niños menores de 16 años que habían sido tratados en un centro hospitalario por quemaduras en alguna ocasión, a lo largo de su vida. Las quemaduras se dividieron en quemaduras por contacto (32%), por quemarse con un líquido hirviendo (58%), y por otras causas (9%). El 17’6% de los niños fueron ingresados en la unidad de quemados y los restantes, tratados en las salas de emergencia de los centros de salud.

De todo el conjunto, un 72% (878 niños) eran menores de cinco años cuando sufrieron las quemaduras y especialmente de unos 12 meses de edad. Las lesiones sufridas por entrar en contacto con un líquido muy caliente, afectaron al 55% de los niños menores de 5 años, en la mayoría de ocasiones a consecuencia de que los pequeños intentaran alcanzar un recipiente, una taza o un vaso y tirarlo sobre ellos, evidentemente, al tratarse de un estudio desarrollado en el Reino Unido, la bebida caliente con más recurrencia era el té.

En los niños con edades comprendidas entre los 5 y los 16 años la quemadura más recurrente fue provocada por el agua caliente, principalmente por el agua de cocción de los alimentos, ya sean salpicaduras o derrames accidentales. Casi siempre las heridas se producían en la parte frontal del cuerpo y especialmente en la cara, brazos y tronco superior si se trataba de niños menores de 5 años, los más mayores sufrieron las heridas en manos y piernas, algo lógico teniendo en cuenta que la altura juega un papel importante.

277 niños menores de 5 años sufrieron quemaduras por contacto, como por ejemplo con un plato caliente, pero parece ser que los artículos que causaron más quemaduras fueron las planchas o alisadores de pelo. Otro dato que se destaca en el estudio es que casi la mitad de las quemaduras producidas por contacto entre los niños mayores de 5 años ocurrieron al aire libre y afectaron principalmente a las manos. Todos los datos recabados demuestran que la mitad de todas las quemaduras que se tratan en un centro sanitario son lesiones de niños, en algunos casos dejaron cicatrices e incluso provocaron la muerte.

Los investigadores apuntan la necesidad de que los padres extremen las medidas de seguridad para evitar este tipo de accidentes domésticos, la atención constante es algo necesario si se quiere evitar que los niños se quemen. Con una mayor concienciación por parte de los padres de los riesgos que los niños pueden correr en el hogar, el número de quemaduras se reduciría significativamente, pero también otro tipo de accidentes domésticos infantiles.

Estos datos se pueden trasladar a nuestro país, como sabemos, el número de accidentes infantiles es elevado, basta un simple descuido para que el niño termine lastimándose. Podéis conocer todos los detalles de esta investigación sobre el riesgo de quemaduras en los niños a través de este artículo publicado en Archives of Disease in Childhood.

Foto | Namibnat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...