Mayor riesgo de asma infantil en las costas

Prevalencia asma infantil

Al parecer existe mayor riesgo de asma infantil en las costas, la cercanía del mar aumenta la incidencia del asma infantil. Así lo indican los resultados de un estudio realizado por expertos de la Universidad de Murcia en el que se utilizaron los datos pertenecientes a 24.000 niños de ocho centros sanitarios españoles en el periodo comprendido entre los años 1994 y 2002.

Según los expertos, en las zonas costeras la temperatura y la humedad relativa son aspectos que favorecen la proliferación de los principales alérgenos causantes del asma, los hongos y los ácaros del polvo. Hay que decir que son los excrementos de los ácaros y los ácaros muertos los elementos que causan alergias o los casos de asma infantil. El estudio muestra que la incidencia del asma es menor en las zonas interiores, el estudio claramente se relaciona con el estudio enmarcado en el ISAAC (Estudio Internacional de Asma y Alergia en la Infancia), en el que se ponía al descubierto que Galicia era la comunidad española con mayor riesgo de asma infantil, especialmente en aquellas zonas cercanas a la costa.

Los investigadores indican que en muchas ocasiones se suele asociar el asma con el frío o la contaminación, un ejemplo lo tendríamos en el post Tabaquismo de tercera mano. En él podíamos conocer que la contaminación provocada por el tabaco (no el humo), metales pesados u otros elementos tóxicos que se depositan en los objetos, eran un detonante en el asma infantil y otros tipos de alergias infantiles. También tendría una notable incidencia la contaminación ambiental, pero sobre todo es la zona en la que se viva lo que puede agravar los problemas de asma.

Los investigadores basaron su trabajo en la prevalencia de un tipo de silibancia denominada también esteror (un sonido involuntario similar a un silbido que se produce como consecuencia de padecer asma). Los especialistas ya tenían constancia de la relación entorno-asma, pero es la primera vez que se muestra esta relación en dos franjas de edad distintas, niños de 6 a 7 años de edad y adolescentes de 13 a 14.

Los datos estudiados mostraban que en zonas costeras como Valencia o Bilbao, existía un mayor número de casos de silibancias que en zonas de interior como Madrid o Pamplona y esto se producía en ambas franjas de edad.

Uno de los responsables de la investigación, el profesor Luis García-Marcos, indica que aquellos lugares donde la humedad relativa es inferior al 50%, los hongos y ácaros no proliferan tanto como ocurre en aquellas zonas más templadas y con mayor humedad ambiental. Sin embargo, el profesor advierte que no siempre la ausencia de mar evita el asma, se da en menor grado pero se da. En ambos casos el tratamiento infantil del asma sería el mismo.

Puedes consultar más datos del estudio en la revista electrónica International Journal of Biometeorology.

Foto: crystal kirk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...