Lully, aplicación para prevenir los terrores nocturnos

Lully es una nueva aplicación que según sus desarrolladores es capaz de evitar los terrores nocturnos de los niños, aunque la verdad, no se termina de explicar cómo las vibraciones del dispositivo asociado a la aplicación, puede realizar esta función.

Miedos nocturnos

Lully es el nombre de una nueva aplicación para prevenir los terrores nocturnos de los niños, está conectada a un dispositivo mediante Bluetooth Low Energy, que se coloca debajo del colchón de la cama del niño con la finalidad de emitir vibraciones. Este dispositivo entra en funcionamiento y vibra durante tres minutos cada vez que el niño va a entrar en la fase profunda del sueño, etapa que dura unos tres minutos y que se asocia a la aparición de los terrores nocturnos.

Lully monitoriza el patrón de sueño del niño e informa a los padres para que sepan en qué momento deben activar la aplicación, bastará con encender el teléfono móvil una vez, antes de las 11 de la noche, eso contando que el niño se haya acostado pronto. La empresa que ha desarrollado esta curiosa aplicación aconseja su uso durante cuatro semanas seguidas, de este modo se puede realizar un seguimiento del sueño y tener un patrón más preciso para poder activarse cuando sea necesario.

Transcurrido ese tiempo, la app para prevenir terrores nocturnos se puede apagar para que deje de realizar el seguimiento, ya contará con la información necesaria para activarse cuando sea necesario. Hay que aclarar que Lully no impide que los niños puedan disfrutar del sueño profundo, sus vibraciones tienen la finalidad de crear un entorno seguro y saludable dentro del sueño profundo.

Los responsables de la aplicación explican que se ha constatado científicamente que el dispositivo evita los terrores nocturnos de los niños, asegurando que en un estudio logró impedir hasta el 90% de casos. Además apuntan que también puede ser efectiva para los casos de niños con enuresis, niños que hablan en sueños o sonambulismo, sobre todo si estos problemas se producen cada día sobre la misma hora de la noche.

Al no considerarse un dispositivo médico, no ha necesitado la aprobación de la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos), sin embargo, se recomienda a los padres de niños menores de dos años que consulten al especialista médico antes de usar el dispositivo. Esto genera muchas preguntas y dudas, no tiene sentido preguntar al pediatra sobre algo que no aparece como dispositivo médico. Por otro lado, aunque no se consideren dispositivos médicos, se están utilizando con problemas que guardan relación con la salud, por tanto deberían cambiarse las normas y ser testados por la FDA con pacientes pediátricos antes de proceder a la comercialización, ya que no se sabe que efectos colaterales pueden tener.

A través del vídeo podéis conocer un poco más sobre los terrores nocturnos de los niños y cómo supuestamente Lully puede ser una solución. El dispositivo y la aplicación tienen un coste de 169 dólares (unos 155 euros), pero actualmente está en oferta y se comercializa por 129 dólares (unos 118 euros). Podéis conocer más detalles de Lully, la aplicación para prevenir los terrores nocturnos a través de la página de la marca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...