Los videojuegos activos fomentan el ejercicio físico en los niños de preescolar

Una nueva investigación concluye que los videojuegos activos o exergames, pueden ser un buen recurso para fomentar el ejercicio físico en las escuelas con niños de preescolar. Los resultados han mostrado que con este tipo de juegos, los niños hacen más ejercicio físico que los que disfrutan de un tiempo de recreo.

Exergamos

Según los resultados de un estudio realizado por expertos de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), los videojuegos activos, también denominados exergames, que están relacionados con la actividad física y el deporte, fomentan el ejercicio físico en los niños de preescolar.

Se pueden citar videojuegos activos como, por ejemplo, Just Dance Kids, un juego de música basado en el baile, o Nickelodeon Fit, juego para que los niños pequeños hagan ejercicio acompañados de los personajes preferidos del canal infantil Nickelodeon. Según los resultados del estudio, los niños de edad preescolar que juegan a estos juegos, realizan mucha más actividad física que los niños que juegan durante su tiempo de recreo en el día a día en las escuelas.

Los investigadores comentan que la actividad física juega un papel crucial en la prevención y control de la obesidad infantil, por lo que sería interesante que los centros escolares ofrecieran programas estructurales de actividad física basados en los videojuegos activos, ya que aúnan juego, diversión y mucha actividad física. En la investigación los expertos trabajaron con un grupo de 65 niños de edad preescolar de dos escuelas de Minneapolis que fueron divididos en dos grupos, uno jugó durante 20 minutos diarios a un exergame, el otro destinó los 20 minutos al tiempo de recreo habitual de las escuelas.

El programa duró 8 semanas y durante este tiempo se evaluó la cantidad de actividad física de moderada a vigorosa que los niños de ambos grupos estuvieron realizando, también se evaluaron sus actividades motoras y su grado de confianza en llevar a cabo determinadas tareas. Los resultados no dejan lugar a dudas, el grupo que participó en los videojuegos activos realizó más actividad física y aumentaron sus habilidades motrices y la confianza.

Los investigadores comentan que los niños deben jugar y que los adultos deben asegurarse de que tengan espacios físicos que brinden la oportunidad de realizar exploraciones creativas y de movimientos no estructurados. Cierto es que en este estudio los resultados son positivos y se muestran prometedores, pero se han realizado otros similares en los que se ha concluido que no existe una diferencia significativa como para considerar los exergames mejores que el tiempo de recreo.

Otro problema es que los niños terminan aburriéndose con este tipo de juegos después de varias semanas, lo que obligaría a cambiar frecuentemente de juegos. Pero hay más, el recreo ofrece otros beneficios, los niños socializan y afianzan relaciones, están al aire libre y no delante de una pantalla. Algunos expertos comentan que jugar a juegos deportivos electrónicos activos puede ser divertido, pero no pueden sustituir al juego y deporte real.

Es necesario tener en cuenta otros parámetros, no sólo el ejercicio físico, en opinión de algunos investigadores, lo interesante es poner en marcha planes de juegos y deportes reales que impliquen cierto esfuerzo físico y se realicen durante la hora del recreo, siendo un modo de prevenir el sobrepeso y la obesidad. Los niños de edad preescolar deben realizar al menos tres horas de actividad física todos los días, si se sigue esta regla, los niños serán más activos, competentes y tendrán confianza en sí mismos durante la infancia y a lo largo de la vida.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Sport and Health Science.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...